Dimitrov, apoyado en el mejor segundo saque del US Open

Grigor Dimitrov llega a las semifinales del US Open apoyado en unos números realmente extraordinarios con su segundo servicio.

Grigor Dimitrov. Foto: Getty
Grigor Dimitrov. Foto: Getty

Eres tan bueno como tu segundo servicio es una de esas frases que de un modo diferente ejemplifica y pondera el nivel de un jugador. No es un axioma inevitable, pues se puede ser un gran jugador en todas las facetas y contar con un segundo servicio irregular, sin embargo, en el tenis de hoy es un parámetro que sirve como termómetro. Y el de Grigor Dimitrov surge de manera idílica para entender su rendimiento en este US Open.

Tal y como recoge la web de la ATP a través de su parcela de datos y análisis, el segundo saque del búlgaro se ha resentido como ningún otro golpe desde que su ranking, su juego y su físico se han alejado de su mejor nivel. En ese periodo, el de Haskovo ha visto como únicamente el 46% de los puntos jugados con segundo servicio caían de su lado. Pero ahora, a las puertas de su primera final de Grand Slam, las cosas han girado 180%.

DIMITROV ESTÁ GANANDO EL 59% DE PUNTOS CON SEGUNDO SERVICIO

El que fuera campeón de la Masters Cup en 2017 es el jugador que más puntos con segundo servicio (59%) ha ganado entre los ocho jugadores que se clasificaron para cuartos de final, por delante incluso de Rafael Nadal. El búlgaro ha tenido tramos de más de un 60% en este apartado durante algunos sets concretos, lo que lleva a pensar que sus sensaciones en pista a la hora de afrontar lo que en teoría es una desventaja inicial, sacando con segundo saque, están siendo fantásticas.

No obstante, quedan por delante dos verdaderas pruebas de fuego. Una segura, enfrentar a Daniil Medvedev, uno de los mejores restadores del momento e implacable sobre el segundo servicio del rival. Dimitrov deberá mantener un alto % de primer saque si quiere tener opciones de victorias. La otra, hipotética, chocar con Rafa Nadal, otro nivel en instancias tan avanzadas y ante momentos delicados, que castiga como nadie las dudas más evidentes.

Grigor, número 78 del mundo antes de comenzar este US Open, tiene por delante dos misiones de extrema dificultad y que además no encajan demasiado bien con su estilo de juego pero lo hace mostrando muy buenas sensaciones y dando por buena la frase que abría el texto. Su US Open está siendo tan bueno como su segundo servicio.

Comentarios recientes