Bianca ya piensa en Serena

La canadiense Bianca Andreescu remonta un 2-5 en el 2º set para meterse en la final del US Open 2019, donde se verá las caras con Serena.

Bianca Andreescu. Foto: Getty
Bianca Andreescu. Foto: Getty

La gran final del US Open tienen protagonistas. Serena Williams, verdugo de Elina Svitolina, se medirá con una de las grandes sensaciones del tenis mundial en este 2019, la canadiense Bianca Andreescu, que inclinó a la suiza Belinda Bencic por 7-6 y 7-5, después de remontar un 5-2 adverso en el segundo parcial y meterse en la final en su primera participación, 22 años depsués de que lo hiciera, precisamente Venus Williams, hermana de su rival del sábado.

Como era de prever, y al contrario de lo visto previamente en la primera semifnal, la contienda que mide a Bianca y Belinda es mucho más igualada, con más alternancias en el marcador y un punto mayor de emoción. Es el primer set además uno en el que los servicios quedan a salvo hasta la muerte súbita, y seguramente donde Bencic comienza a comerse la cabeza viendo como tiene hasta seis bolas de break. Andreescu, mucho más agresiva y frontal a la hora de entender el tenis, eleva la voz hasta conectar 25 ganadores por 20 no forzados, por el 8-12 de su rival. NO cabe duda de que Bianca guarda un margen de potencia mucho mayor y de ello va a sacar rentabilidad en el tie break.

A pesar de ganar únicamente el 22% de sus puntos con 2º servicio, la norteamericana se muestra más afilada en el cuerpo a cuerpo y somete a Bencic en el desenlace. La suiza tiene que mover ficha y cambiar su estrategia, que pasa por agredir mucho más, anticipar los golpes, acercarse un poco más al vacío y cambiar las cosas. Todo le reporta frutos, pues en el segundo set abre la defensa de Bianca, rompe el servicio de su rival y se coloca 5-2 arriba y servicio.

Al igual que Belinda encuentra mejores sensaciones, Andreescu también colabora, cayendo en muchas trampas y sintiendo la presión pero lo que parecía un set finiquitado se convierte en una pesadilla para Belinda que al no cerrar el parcial a la primera oportunidad, se pone muy nerviosa. Sus gestos transmiten intranquilidad y Andreescu reacciona.

De un 5-2 pasamos a un 5-5 producido en apenas unos minutos, demasiado poco tiempo para los pensamientos de Bencic, que ha tenido en su mano el parcial definitivo. Nublada su estrategia del inicio, abre el desagüe de los no forzados y comienza a jugar más pasiva y sin tanta iniciativa. La grada siente como Bianca ha recuperado brío y resta los segundos mucho más agresiva y es a la tercer punto de partido cuando Andreescu, en su primera participación, mira a su banquillo, incrédula, para dar rienda suelta a toda la alegría de la que ya disfruta. Es finalista del US Open 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter