Nadal ante su gran oportunidad

Tras las derrotas de Federer y Djokovic en este US Open, Rafa tiene el escenario perfecto para sumar su 19º Grand Slam y ponerse a solo uno de Roger.

Rafa Nadal ante su gran oportunidad. Foto: Getty
Rafa Nadal ante su gran oportunidad. Foto: Getty

Tras la derrota de Djokovic, todos imaginaban ya una final entre Rafael Nadal y Roger Federer el próximo domingo en el US Open, en el que habría sido el primer encuentro entre los dos en Nueva York. Pero para que se crucen en el US Open habrá que seguir esperando puesto que Dimitrov frenó en seco la carrera del suizo, que venía jugando muy bien en las últimas rondas y eso ha dejado que el balear se quede solo frente a varios aspirantes que intentarán dar la sorpresa. Desde luego, Rafa no tiene mejor oportunidad que esta para sumar un nuevo grande y acercarse a solo uno de Federer.

Y es que el H2H de Nadal respecto al resto de tenistas supervivientes en el cuadro masculino del US Open no podría ser más favorable para él. Controla por 7-0 a Schwartzman, supera por un amplio 14-2 a Monfils (que la última vez que le ganó a Rafa fue en 2012), por otro claro 12-1 a Dimitrov y ganó el único precedente a Medvedev por 6-3 6-0 en Canadá. A Berrettini nunca enfrentó y el italiano es todo un novato en este tipo de situaciones ya que a sus 23 años jamás pisó este tipo de rondas. Como decimos, el escenario es muy propicio para el mallorquín.

En los últimos años, siempre que un miembro del Big 3 falló y cayó antes de tiempo, el que quedó vivo y se metió en semifinales casi siempre aprovechó la oportunidad y levantó el título, excepto Novak Djokovic en septiembre de 2016 cuando cayó ante Wawrinka en la final del US Open. Ni uno solo de los jugadores que siguen en el cuadro de Nueva York ha ganado un título de Grand Slam. Es más, ninguno pisó jamás una final de Grand Slam, por lo que en caso de que Rafa enfrentara a alguno de ellos (sería Dimitrov o Medvedev), tendría esa pequeña ventaja al ser más experimentado. Hay que remontarse al año 2009 para ver la última victoria de un debutante en una final frente a uno experimentado. Casualmente fue en el US Open, cuando Del Potro derrotó a Federer.

Lo que está claro es que si Nadal hubiera tenido que elegir una situación, no habría sido demasiado diferente a la que tiene ahora. Le faltan solo tres pasitos para levantar su 19º trofeo de Grand Slam y absolutamente nadie en el mundo del tenis duda de que las opciones de Rafa para ganar el US Open son más que grandes. Todo lo que no sea levantar el título de campeón de Nueva York el próximo domingo sería una sorpresa. El de Manacor tiene una gran oportunidad para colocarse por primera vez en su carrera a solo un Grand Slam de Roger. Nunca estaría tan cerca de igualar en número al suizo, algo impensable hace unos años.

Comentarios recientes