Medvedev: “Estuve muy cerca de no terminar el partido”

El ruso, ya en semifinales, confesó que su problema en la pierna es real. “Creo que hubiera aguantado hasta el final, aun perdiendo por tres sets a cero”.

Daniil Medvedev mantuvo su tiro y afloja con la grada. Fuente: Getty
Daniil Medvedev mantuvo su tiro y afloja con la grada. Fuente: Getty

Después de firmar su 19ª victoria en sus últimos 21 encuentros, Daniil Medvedev dio el paso más importante de su carrera al colocarse por primera vez en semifinales de un torneo de Grand Slam. El tenista ruso sentenció a Stan Wawrinka en cuatro mangas pese a sufrir dolores en su pierna izquierda desde la primera manga, aunque aquello solo hizo que poner más nervioso al suizo, quien terminó sufriendo la versión más sólida del actual Nº5 del mundo. Así fue como lo explicó el moscovita al pasar por la sala de conferencias del US Open.

La retirada, una opción real. “Ahora estoy más calmado y es más fácil hablar de esto, tras el partido no supe cómo expresar mis emociones, sentía que había ganado de una forma bastante fea, pero eso era lo que tenía que hacer. Todavía me duele mucho la pierna, sabía que tenía que jugar sin ritmo, en algunos juegos no debía correr para relajarla. El objetivo era no darle ritmo, eso le haría fallar en momentos importantes y, por suerte, ha funcionado. Obviamente, preferiría haber ganado de manera normal, desarrollando un tenis normal, pero hoy tocaba ganar así. Espero sentirme mejor físicamente para el próximo partido”.

El poder del marcador. “Estuve muy cerca de retirarme en el primer set, pero creo que habría continuado hasta el final, aunque hubiera perdido por tres sets a cero. Durante los dos primeros sets, todo lo que se me pasaba por la cabeza era que perdía el partido por la pierna, me veía en el vestuario dentro de una hora tras haber perdido el encuentro. Luego, con el 5-3 del segundo set, empecé a estresarme un poco al verme tan cerca de ir ganando dos sets a cero. Obviamente, no me iba a retirar si me ponía 2-0 arriba”.

Descanso hasta el viernes. “Me siento muy afortunado porque no sabía esto antes del partido. Tan pronto como salí de la pista, alguien me dijo que ahora tenía dos días libres. No tenía ni idea. Pensé que seguiría siendo todo como hasta ahora, con solo un día de descanso, así que lo veo como una gran ventaja sobre todo teniendo en cuenta mi problema con la pierna. Todavía no quiero decir nada, pero creo que estaré bien para el próximo partido”.

Reconciliación con el público. “No me corresponde a mí decir eso. Como dije en la entrevista post-partido, incluso después de la ronda anterior, lo que tenía era lo que me merecía. Por lo general, no suelo ser así, así que no estoy orgulloso de mis actuaciones. Estoy trabajando desde ya para ser mejor, espero poder mostrar mi lado más positivo de ahora en adelante”.

Comparación con Marat Safin. “Es más fácil hablar sobre Marat porque le vi jugar en vivo, en la televisión. Tenía ocho o nueve años, no me acuerdo, pero sí recuerdo verle ganar el Open de Australia ante Lleyton Hewitt en la final. Toda Rusia estaba pendiente del televisor, enviándole energía para que ganara a un australiano en el torneo de su país, no era fácil. Comparando nuestros estilos, creo que son totalmente diferentes, creo que mi estilo podría estar más cerca de Davydenko. Lo que hizo Marat por el tenis ruso fue increíble, yo crecí viéndole jugar, estará para siempre en la historia mundial de este deporte”.

El verano de su vida. “Estoy sorprendido, pero es por lo que llevo trabajando toda la vida, especialmente los dos últimos años y medio. A partir de ahí fui dando pasos, mejorando mi ranking, pero todavía alucino con todo lo que me ha pasado estas últimas cuatro semanas. Después de muchas controversias, algunas sorprendentes, sigo trabajando para mantener este sueño. Realmente he logrado algo con lo que había soñado. Veo muchas fortalezas en mi juego ahora mismo, tanto en la táctica como en la consistencia”.

Clasificación para las ATP Finals. “Es algo asombroso, antes de empezar las US Open Series creo que estaba noveno en la Carrera. Por supuesto que era algo que tenía en mente, pero solo quería concentrarme en mi próximo torneo, sin distraerme con mis opciones de clasificarme. Ahora, tras los resultados de estas cuatro semanas, es oficial que estaré allí, ya nadie puede cambiarlo. Eso muestra el gran año que estoy teniendo, demuestra que mi trabajo está dando sus frutos, pero no quiero parar. Espero llegar allí como uno de los favoritos”.

Saturación de partidos. “Segur que existe un riesgo para mi cuerpo. Llegué a Washington con la idea de calentarme de cara a esta gira, obviamente que quería ganar, pero la idea era que fuera un torneo de transición. Montreal y Cincinnati son dos Masters 1000 y allí hice los dos mejores resultados de mi carrera. Aquí, de haber perdido en primera ronda, pues no hubiera pasado nada, me hubiera ido de vacaciones para relajar mi cuerpo, sin más riesgos. Por supuesto que después de este verano tendré que adaptar mi calendario, aunque que espero que mi cuerpo aguante más”.

Comentarios recientes