Nadal superó a Cilic y buscará las semifinales del US Open ante Schwartzman

El español quiere conseguir en Nueva York su cuarto título para achicar la brecha de Grand Slam con Federer. Se viene el argentino a quien venció en siete oportunidades.

Nadal cada vez más candidato a quedarse con el título en Nueva York. Foto: Getty
Nadal cada vez más candidato a quedarse con el título en Nueva York. Foto: Getty

Rafael Nadal demuestra en cada partido su grandeza y por qué se mantiene hace más de 15 años en el cenit del circuito profesional. De hecho, solo alternó la posición con Roger Federer y Novak Djokovic, otras dos leyendas del deporte. Sin embargo, una situación que caracterizó al español es que siempre logró levantarse. No sólo de las derrotas, sino principalmente de los problemas físicos que fue acarreando en cada temporada. Tanto es así que en las canchas rápidas fue donde más lesiones sufrió. Y si bien es considerado el “Rey del polvo de ladrillo”, su desempeño en sobre pistas duras superó la calificación de positiva dado que cosechó cuatro Grand Slam (uno en Australia y tres en Nueva York).

Es por eso que Nadal llegó a esta edición del US Open con los planetas alienados: está en una óptima condición corporal, viene con la confianza en subida por consagrarse en Montreal y, además, desplegó un nivel de alto vuelo que lo sitúan como uno de los dos candidatos –junto al suizo de 38 años- a levantar el título el próximo domingo 9 de septiembre. Hoy avasalló a Marin Cilic por 6-3 3-6 6-1 6-2 en el marco de la cuarta ronda del torneo y dio señales de hambre de gloria.

Al principio del encuentro, Cilic supo mostrar parte del nivel que lo llevó a salir campeón en Flushing Meadows en 2014. A partir de un buen porcentaje de primeros saques, algunos aces y un dominio del punto desde la potencia de su drive consiguió apaciguar los contraataques del actual número dos del ranking mundial. No obstante, durante el set inicial sufrió un bache tenístico y Rafa, que olió sangre, atacó hasta conseguir el break necesario para tomar la primera ventaja.

A pesar de eso, el croata se repuso, elevó aún más la categoría de su juego y niveló las acciones a base de martillazos. De todos modos, la ilusión iba a durar unos pocos games pues Nadal pisó el acelerador, aumentó la velocidad, tejió la red para atraparlo y, en consecuencia, pasó por encima a su adversario. No le dio opción alguna. Ni la más mínima chance a recuperarse. Sólo cedió tres de los siguientes 15 juegos. Una verdadera locura.

El próximo rival de Nadal será Diego Schwartzman con quien está arriba en el historial por 7-0 y a quien ya supo vencer cuatro años atrás en el Arthur Ashe.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter