Matteo Berrettini, el ragazzo prodigio que se propone revolucionar el tenis

El italiano está asombrando con su particular estilo repleto de posibilidades así como por su clarividencia táctica, asesorado por O´Shannessy.

Matteo Berrettini en US Open 2019. Foto: gettyimages
Matteo Berrettini en US Open 2019. Foto: gettyimages

Lo tiene todo para triunfar. Variedad de golpes, potencia, condición física, aplomo y madurez. Pero también posee esos intangibles que le hacen conectar con la grada merced a un tenis tan letal como imprevisible, capaz de alternar con naturalidad tiros planos y profundos repletos de potencia con sutiles toques de muñeca en forma de dejadas y subidas a la red. Matteo Berrettini está en cuartos de final del US Open 2019 confirmando lo que venía anunciando con insistencia toda esta temporada. Su progresión ha sido continua, discreta y firme. Acabó el 2017 asomándose ya a torneos ATP y poniendo cerco al top-100, dio el salto de calidad en 2018 y esta temporada ha tenido escaramuzas triunfales que hacían pensar en un resultado brillante. Su condición de cabeza de serie en Nueva York es la clara muestra del buen trabajo que ha venido haciendo todo el año, pero lo más sorprendente y mágico no es su presencia en esta ronda, sino el particular estilo de juego del que está haciendo gala para lograrlo.

"Estoy muy orgulloso de mí mismo por lo que he conseguido. Nunca había ganado un partido en este torneo, llegaba con algunas dudas después de haber tenido molestias físicas pero es increíble cómo estoy pudiendo jugar", asevera un hombre que entre Wimbledon y este torneo había jugado solo un partido, cayendo en Cincinnati frente a Juan Ignacio Londero. Así es el tenis, es ese carácter impredecible el que dota a este deporte de una magia especial que también atesora Berrettini. Su exhibición frente a Andrey Rublev, al que desarboló por completo con una táctica bien depurada y una capacidad de aguante físico y mental sublime cuando el ruso quería reengancharse al partido, hizo vibrar a una pista Louis Armstrong entregada al nuevo prodigio del tenis, que además tiene solo 23 años.

Se vio en su banquillo a Craig O´Shannessy, una de las figuras más misteriosas y apasionantes del mundo del tenis, un gurú que se ve capaz de parametrizar el tenis con el fin de diseñar tácticas inabordables que ha trabajado con Novak Djokovic y que ahora presta sus servicios a la Federación Italiana. Ése es el lazo que le ha unido a Berrettini en este US Open, donde el italiano ha ganado a Richard Gasquet, Jordan Thompson y Alexei Popyrin. además de al ruso Rublev. Alejado de los focos mediáticos que atraen los NextGen, Matteo se ha presentado en sociedad con una amalgama infinita de golpes, entre los que destaca un revés cortado capaz de sacar de su zona de confort a todo tenista, y que fue un quebradero de cabeza para Rublev.

"Comencé a utilizar este golpe cuano tenía 17 años ya que me lesioné en la muñeca izquierda. Estuve durante tres meses golpeando solo revés cortado y estuve muy bien asesorado por mi entrenador Vincenzo Santopadre, que toda su carrera había sido un especialista en este golpe. Desde hace un tiempo vengo trabajando con Flavio Cipolla (ex-jugador italiano que llegara a ser 70 del mundo en 2012) específicamente este golpe", señala un hombre con facilidad natural para subir a la red de manera eficaz. "Uno de mis objetivos de futuro es ser más agresivo y subir más a volear, ya estoy trabajando para ello", señaló un hombre que será recordado por muchos debido a su confesión con Roger Federer después de que éste le ganara fácilmente en Wimbledon, agradeciéndole la "clase gratis" que le había dado.

Cuestionado por cuáles son sus grandes fortalezas y su superficie favorita, el italiano sorprende con respuestas muy directas y sinceras. "Ahora mismo ya no sé elegir qué superficie me va mejor. Pensaba que era la tierra batida, luego cuando probé la hierba me di cuenta de que se adaptaba bien a mi estilo y ahora hago esto en dura. De joven jugaba siempre en arcilla, pero en 2015 mi entrenador me dijo que tenía que hacer una fuerte apuesta por ser un tenista competitivo en dura. Estuve casi todo el año jugando Futures en superficie dura y hemos trabajado mucho en años sucesivos para seguir mejorando mi tenis aquí", señaló antes de describir sus sensaciones cuando se disponía a cerrar el partido más importante de su aún corta carrera.

"Parezco muy tranquilo en la pista, pero por dentro estoy nervioso, creéme", dijo entre risas cuando fue preguntado por cómo era capaz de mantener el aplomo. "Soy una persona muy temperamental pero he trabajado mucho con un psicólogo para gestionar las emociones. Sé que para llegar al nivel de juego del que hice gala hoy necesito estar calmado y concentrado. Si empiezas a quejarte por tus errores es muy fácil irse del partido", asegura un Matteo Berrettini que promete plantar cara a Gael Monfils en los cuartos de final del US Open 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter