Osaka apabulla a Gauff en un partido donde las dos acabaron entre lágrimas

La japonesa pasó por encima de Coco y al término del partido tuvo un gesto con la chica absolutamente maravilloso, después de verla llorar.

Osaka y Gauff, entre lágrimas al término del partido. Foto: Getty
Osaka y Gauff, entre lágrimas al término del partido. Foto: Getty

Aunque el marcador fue bastante abultado, lo cierto es que las tres primeras cuartas partes del encuentro entre Naomi Osaka y Coco Gauff fue bastante igualado. La japonesa fue minando la moral de la joven estadounidense y terminó superándola con un resultado apabullante (6-3 6-0) y donde lo más emocionante sucedió al final, con las dos llorando y con los sentimientos a flor de piel.

Inicio muy divertido el que pudimos presenciar, con una Gauff que no parecía sentir nervios del escenario ni la rival que tenía enfrente. Aunque comenzó con algún que otro error y un break nada más iniciarse el partido, lo recuperó luego a base de palazos y es que esta chica tiene una potencia en sus golpes absolutamente brutal para la edad que tiene, capaz de sacar casi a 200 kilómetros por hora. Le costó mucho lidiar con el resto de Osaka, en una manga liderada totalmente por las restadoras, sabiendo las dos poner mucha presión desde el primer golpe. Fue la japonesa la que se mostró más centrada sacando en un primer set donde se aprovechar 5 de las 6 bolas de break que tuvieron las dos.

De alabar lo que le pasó a la nipona en el último juego de este primer set al saque, encaraba un 0-30 cuando esperó pacientemente a que la grada se callara y la juez de silla no lo percibió y le dio un time violation por pérdida de tiempo. Osaka reaccionó con una cara de Póker y con cuatro puntos seguidos que le dieron la ventaja en el marcador. Parte del éxito de Naomi reside precisamente en lo fría que llega a ser sobre la pista y lo bien que controla sus sentimientos.

Los nervios le salieron a Coco en el segundo set. Lo comenzó con mirada de pantera, queriendo comerse a su presa, pero conforme fueron pasando los puntos y Osaka iba comiéndole terreno (levantándole tres breaks points incluido), no dejaba de mirar a su box, pidiendo un consejo que le ayudara a salir del atolladero en el que estaba metiéndose. Los errores y las dobles faltan iban acumulándose y la japonesa empezó a poner distancia de por medio hasta el punto que no dejó que su rival ganara un solo juego más y le endosó un rosco que a buen seguro le servirá de mucho aprendizaje para su futuro.

Tiene mucho potencial Gauff y solo el tiempo dirá dónde está su techo pero a día de hoy, aún tiene mucho que trabajar para poder competir de tú a tú a alguien del nivel de Osaka, que hoy mostró una competitividad magnífica y se le vio muy centrada.

A destacar lo sucedido al final del encuentro. Gauff rompió a llorar tras la paliza y Osaka tuvo un gesto magnífico con ella, consolándola e invitándola a hacer con ella la entrevista pospartido. La japonesa también rompió a llorar al alabar al equipo de Coco, afirmando que eran geniales y que ya los conocía de hace tiempo. Naomi no es solo grande por cómo se desenvuelve sobre la pista, también por cosas como esta.

Comentarios recientes