Chung y el regreso más deseado

El surcoreano Hyeon Chung, rival de Rafa Nadal, vuelve a ganar partidos de ATP después de más de cinco meses parado por una lesión de espalda.

Hyeon Chung. Foto: US Open
Hyeon Chung. Foto: US Open

Hyeon Chung fue, por derecho propio, uno de los alumnos más aventajados en la nueva generación de tenistas que de algún modo ya se han asentado entre el top-100. El surcoreano se hizo valer gracias a unas condiciones físicas y técnicas muy particulares, distinguiéndose en el Australian Open de 2018, cuando pudo derrotar a Djokovic y generar el pertinente ruido entre la 'Next Gen'. Sin embargo, su carrera entró en una espiral durísima de lesiones, sobre todo en este 2019, donde sólo ha jugado, antes de este US Open, cinco partidos, teniendo que volver al circuito Challenger.

La historia de Chung es todavía muy corta, con un conocido punto de inflexión, las semifinales de Australia 2018, que generó unas grandes expectativas sobre su progresión y porvenir. Aunque dejó algunos buenos resultados en 2018, asentándose en el top-25, el jugador asiático se comenzó a encontrar con lesiones que comprometieron su siguiente paso. En concreto, una lesión de espalda le ha tenido cinco meses fuera. Desde Rotterdam, febrero, hasta el Challenger de Chengdu, donde se coronó, Chung ha estado apartado de las pistas. De ahí que su única necesidad y objetivo en este US Open, es volver a recuperar sensaciones competitivas.

Seguramente no tenga posibilidad de ganar a la práctica totalidad de versiones de Rafa Nadal. Es mucho tiempo fuera y poca experiencia aún en niveles tan exigentes, pero, ¿qué puede esperar el balear del tenista surcoreano?

Si por algo destaca Chung es por su equilibrio defensa-ataque. Con una fuerza y elasticidad extraordinaria en las piernas, su juego se basa en sus fantásticos apoyos con los que cambia de ritmo y dirección aún estando desplazado. Es así como saca rendimiento en los intercambios más exigentes y saca a pasear sus buenas manos para pasar de defender a atacar. Aunque no tiene tampoco un golpe definitivo, su repertorio es bastante completo desde la línea de fondo y sólo echa en falta un punto de mayor agresividad en algunos momentos de los partidos.

Miembro de una 'Next Gen' que pareció olvidarse de él a pesar de los primeros en hacer un gran resultado en Grand Slam, en este US Open puede estar el deseado segundo punto de inflexión para el asiático, actual número 170 del mundo, de codearse con la zona del ranking que sin duda le pertenece.

Comentarios recientes