Babos: “Espero que este sea el último gran torneo en el que tenga que jugar la fase previa”

La húngara, que ahora cuenta con Michael Joyce como entrenador, detalla su ascenso en el ranking y su evolución desde que trabaja con el estadounidense.

Timea Babos en acción en el US Open. Fuente: WTA
Timea Babos en acción en el US Open. Fuente: WTA

Siempre que buceamos en lo largo y ancho de una fase previa de Grand Slam encontramos nombres que nos chirrían, nombres que no deberían estar ahí, pero que el ranking ha obligado a pasar por el aro. Timea Babos sería un buen ejemplo de ello, aunque en el US Open encadene ya tres grandes eventos consecutivos en los que arranca su andadura desde la Qualy. No es fácil, pero con la ayuda de Michael Joyce, su nuevo entrenador, la tenista de 26 años empieza a ver la luz al final del túnel. Dos pasitos la separan de su octavo cuadro final consecutivo en Nueva York, aunque hablar de cuadros finales a estas alturas todavía resulta lejano.

“La verdad es que todavía no estoy demasiado acostumbrada, espero que este sea el último gran torneo en el que tenga que jugar eliminatorias”, confiesa la actual número 112 del ranking en WTA.com tras superar a Kurumi Nara en su primer compromiso. “Sí que estoy acostumbrada a partidos muy ajustados, pero ahora me siento feliz, aunque tanto Kurumi como yo hemos estado en niveles más altos. Ella venia de hacer grandes resultados en las últimas semanas, sobre todo en el Abierto de Francia, donde empujó a Serena a un partido complicado”, señala la de Sopron, quien venció hace dos días a la japonesa por 6-1, 4-6 y 6-3.

Junto a ella, un clásico como Michael Joyce presta sus servicios para la causa. El estadounidense cuenta con la experiencia de haber instruido a raquetas de la talla de Sharapova, Azarenka o Konta, aunque ahora el reto parece mucho mayor. “Nos conocemos desde hace mucho tiempo, creo que desde que yo tenía 15 o 16 años. En su día jugué dobles con una de sus antiguas jugadoras, Jessica Pegula, quien ahora se convirtió en una gran jugadora. Después de que dejara de trabajar con Eugenie Bouchard, no dudé en contactar con él y de momento todo está funcionando bien. Comenzamos juntos después de Roland Garros y desde entonces he tenido excelentes resultados. Realmente disfruto mucho del trabajo que hacemos juntos”, descubre la húngara, quien se enfrentará esta tarde a Lara Arruabarrena por un puesto en tercera ronda de la fase previa.

Aquí en el US Open no jugaba la fase previa desde la temporada 2011, un paso doloroso que ya tuvo que dar en Roland Garros (donde tuvo que ser repescada tras caer en la última prueba) y en Wimbledon (donde fue derrotada a las primeras de cambio por Lisicki). “Ahora mismo no tengo puntos que defender casi hasta el próximo Open de Australia, además estoy muy cerca de volver al top100 del ranking WTA. Este no es mi objetivo principal pero, evidentemente, estoy en el camino correcto”, asegura la húngara, quien mientras tanto sigue brillando con luz propia en el circuito de dobles junto a su compañera Kristina Mladenovic.

“Este ha sido mi primer día completo en Nueva York y he de reconocer que no fue fácil adaptarme, pero siento que siempre juego mi mejor tenis aquí. Tuve algunas grandes victorias en el pasado, algunos excelentes resultados en el cuadro individual, estoy feliz de recordar este tiempo atrás. También tengo algunos amigos aquí, así que tengo que buscar tiempo para comprarles alguna cosa, todavía no he tenido tiempo de hacer nada”, añade Timea con su habitual cercanía. Veremos hasta dónde llegan sus pies en la Gran Manzana.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter