Las 10 conclusiones que deja Cincinnati 2019

Analizamos todo lo ocurrido en el torneo estadounidense y cómo puede influir en el US Open 2019, que comienza en apenas una semana.

Daniil Medvedev, conclusiones de Cincinnati 2019. Foto: gettyimages
Daniil Medvedev, conclusiones de Cincinnati 2019. Foto: gettyimages

La última gran cita previa al US Open 2019 se ha saldado con una semana repleta de emociones, sorpresas positivas, decepciones y muy buen tenis. Nada ha sido como la mayoría podía prever en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2019, con Daniil Medvedev como nuevo vencedor de Masters 1000 que desafía al Big3, mermado por la ausencia de Nadal y por el rendimiento netamente mejorable tanto de Roger Federer como de Novak Djokovic. Las sorpresas continuaron en un torneo femenino del WTA Premier 5 Cincinnati 2019 que volvió a ser imposible de pronosticar y en el que Madison Keys salió campeona. Analizamos las diez conclusiones que se pueden extraer de un torneo que puede ser clave en el devenir del último Grand Slam de la temporada.

1. Daniil Medvedev está preparado para el asalto a la cima

Muchos podrían esperar un desplome físico y mental del ruso tras sus magníficas prestaciones en las dos semanas precedentes, en Washington y Montreal. Sin embargo, ha demostrado tener esos intangibles que diferencian a los buenos jugadores de los llamados a grandes cotas de éxito. Inauguró su palmarés de Masters 1000 haciendo gala de una gran inteligencia en pista y pudiendo vencer a Djokovic en unas semifinales para el recuerdo, por su capacidad de adaptación táctica.

2. Novak Djokovic genera algunas dudas

Las molestias en el codo a las que aludía tras su partido de cuartos de final introdujeron un matiz de preocupación entre todos los seguidores del tenis, que se acrecentó al ver cómo dejaba escapar un partido que parecía tener resuelto. El serbio no ha estado a su mejor nivel, pero negó que esas molestias hubieran ido a más y pudieran haber influido en la derrota y/o poner en peligro su participación con plenas garantías en el US Open. Habrá que ver si es así.

3. Roger Federer, con la necesidad de mejorar

Malas sensaciones para el suizo, cuyo diagnóstico a bote pronto sería el de que no ha podido asumir aún la derrota de Wimbledon. Demasiado simplista para ser la verdad absoluta, pero es posible que el helvético necesite tiempo y duros entrenamientos para poder competir bien en el Grand Slam que peor se le da desde hace tiempo. Mucho tendrá que elevar su nivel si quiere optar a un título que no consigue desde 2008.

4. Roberto Bautista y la tan ansiada regularidad

El premio a toda una carrera llegó definitivamente. El español ya forma parte del selecto grupo del top-10 merced a un año espectacular en el que prácticamente cada semana, es capaz de competir con garantías de éxito. Se fue de Cincinnati con sabor agridulce al caer contra Gasquet, pero en Nueva York será un jugador muy a tener en cuenta si sigue desplegando esa consistencia de la que hace gala desde hace mucho.

5. Nick Kyrgios no tiene remedio

Volvió a sobrepasar todos los límites y la paciencia incluso de los más tolerantes se está acabando. Improperios constantes, monólogos pesimistas, faltas de respeto a rivales, aficionados y hasta jueces de silla sazonaron la comparecencia del australiano en Cincinnati. Vuelve a las andadas y parece que su título en Washington fue un oasis en el desierto.

6. Madison Keys, el reencuentro natural con la victoria

Es una jugadora llamada a conseguir grandes títulos y los altibajos que ha experimentado en los últimos tiempos podrían quedar atrás con este resultado. La manera en que se ha alzado con el título, ganando partidos exigentes desde primera ronda, debe ser un influjo de moral muy importante de cara a un US Open en el que será candidata a todo.

7. Svetlana Kuznetsova tiene cuerda para rato

La rusa reapareció en la élite como si nunca hubiera salido de ella. Las lesiones y dificultad para recuperar el ritmo alejaron de la zona noble del ranking a una competidora nata que ha hecho ajustes en su juego, mucho más ágil, consistente y letal que en los últimos tiempos. Puede ser una rival temible en el último Grand Slam del año, donde su condición de no cabeza de serie será una preocupación para las favoritas.

8. Vacío de poder entre las mejores del ranking

Una semana más, ninguna de las que ocupan las primeras posiciones de la clasificación consiguió rendir a su nivel. Osaka, Barty, Pliskova, Halep y Svitolina sigue atrapadas en una espiral de irregularidad y ven cómo cada semana surgen nuevos nombres que ponen en jaque su status quo.

9. Venus Williams sigue siendo peligrosa

La veteranísima jugadora estadounidense fue capaz de encadenar tres partidos ganados e introdujo la sensación de que sigue siendo una rival temible para cualquiera. En el US Open podría cruzarse desde primera ronda con las mejores, por lo que será un nombre a evitar en el sorteo.

10. Sofia Kenin y Maria Sakkari, carreras prometedoras con cimientos cada vez más sólidos

Estadounidense y griega transmiten la sensación de que su ascenso lento pero firme es el mejor aval para pensar en ellas como tenistas exitosas a largo plazo. El estilo de juego aguerrido y polivalente que ambas poseen reafirma esta sensación y cada semana son capaces de competir y ganar partidos.

Esto fue todo lo que ofreció el último gran evento de las US Open Series previo al Grand Slam neoyorquino. El US Open 2019 está a la vuelta de la esquina y es posible que muchas de las cosas que allí ocurran tengan una parte de explicación en lo acaecido esta pasada semana en Ohio. ¿Qué conclusiones te parecen más destacadas? ¿Añadirías alguna? Habrá que ver si tanto Daniil Medvedev como Madison Keys son capaces de trasladar su excelso nivel de tenis de Cincinnati a la Gran Manzana.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes