ATP Cincinnati 2019. Análisis de la final entre Medvedev y Goffin. Duelo de estilos por una gloria inesperada

Desvelamos las claves que marcarán el desarrollo de la final de Cincinnati 2019, con dos tenistas que buscan su primer título de este nivel.

David Goffin y Daniil Medvedev, final de Cincinnati 2019. Foto: gettyimages
David Goffin y Daniil Medvedev, final de Cincinnati 2019. Foto: gettyimages

Pocos podían imaginar una final del ATP Masters 1000 Cincinnati 2019, pero eso no hace más que reafirmar la magia del tenis, un deporte tan impredecible como espectacular. Habrá un nuevo campeón de Masters 1000, infiltrándose en una de las pocas brechas que deja libre el Big3. Dos jugadores radicalmente distintos en cuanto a estilo y trayectoria se medirán en uno de los partidos más importantes de sus respectivas carreras. Daniil Medvedev busca confirmar su tendencia al alza con un título y resarcirse de las finales perdias las pasadas semanas, mientras que David Goffin intentará dar brillo a su palmarés y alcanzar a sus 28 años un triunfo para el que lleva trabajando toda su carrera y al que no ha parecido firme candidato en muchos tramos de la misma.

La guinda al pastel; eso es lo que busca Daniil Medvedev por tercera semana consecutiva después de no conseguirlo ni en Washington ni en Montreal. La meteórica progresión del ruso ha hecho que sus finales perdidas sean una mera anécdota para el mundo del tenis, pero todo competidor nato necesita un premio tangible a su gran juego. Afrontará su segunda final de Masters 1000 con la vitola de favorito y habrá que comprobar cómo es capaz de gestionar la resaca del éxito que supone haber vencido a Novak Djokovic en semifinales. Llegará con un gran desgaste físico y mental, algo que puede mermar sus opciones. Sin embargo, hay pocas armas tan poderosas como la confianza, y esa es esgrimida por el ruso. Ganar como lo hizo al serbio y acumular tantos triunfos en apenas un mes es el aval perfecto para hacer un último esfuerzo. Además, ha demostrado ser capaz de adaptar su juego a la táctica que más pudiera convenir; será interesante analizar si vuelve a hacer gala de una agresividad extrema o entabla una batalla a tumba abierta de fondo de pista con el belga.

Por su parte, David Goffin ha sido el gran tapado del torneo. Siempre lejos de los focos de atención principales, comenzó el torneo con partidos muy comprometidos que resolvió con maestría, ante Fritz, Pella y Mannarino. Después se benefició del WO de Nishioka y en semifinales pudo imponerse con comodidad a un Gasquet muy fatigado. Llega mucho más fresco tanto de piernas como de mente de lo soñado para un finalista primerizo de Masters 1000, y solo su falta de experiencia en estas lides podrían evitar que su tenis fluyera libre y sin ataduras. Ha demostrado adaptarse bien a las condiciones de Ohio y parece haberse reencontrado con ese nivel de juego que le llevó a estar entre los mejores en 2017. De la mano de Thomas Johansson, su confianza no ha hecho sino crecer y se encuentra ante una oportunidad manifiesta para elevar su carrera a un estatus superior.

Claves tácticas y cara a cara

Hay dos factores que marcarán el devenir del partido: el cansancio y los nervios. Si alguno de los dos contendientes no es capaz de gestionar el desgaste físico y mental acumulado, en especial el ruso, y la experiencia nueva que podría suponer para ambos conseguir un título tan importante, será difícil que pueda competir. En caso de que ambos afronten de manera similar estos aspectos, la igualdad, emoción y espectáculo están asegurado. Daniil es consciente de que debe ser muy agresivo porque Goffin es tremendamente consistente de fondo de pista. A buen seguro asumirá riesgos, aunque parece difícil pensar que pueda estar tan acertado como contra Djokovic. Por su parte, el belga buscará alargar puntos y endurecer el partido.

Será el tercer duelo entre ambos, después de los partidos disputados en el Open de Australia y Wimbledon, ambos esta temporada. El ruso impuso su poderío en el verano austral con un contundente triunfo ante un Goffin que aún estaba lejos de su mejor nivel. Se puede tomar como mejor referencia el partido disputado sobre la hierba londinense, ya con el belga asesorado por Johansson y con una tendencia ascendente. La igualdad fue tal que el partido se fue al quinto set, saldado con victoria para un Goffin que soportó las embestidas de Medvedev en el tramo final. Se avecina una gran batalla en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes