Goffin: "Desde que estoy con Johansson de entrenador todo ha ido a mejor"

El jugador belga valoró lo que supone estar en disposición de luchar por un gran título y destacó cómo le ha ayudado la colaboración con el sueco.

David Goffin, finalista del ATP Masters 1000 Cincinnati 2019. Foto: gettyimages
David Goffin, finalista del ATP Masters 1000 Cincinnati 2019. Foto: gettyimages

Siempre discreto, cómodo en un segundo plano pero trabajando con tesón para asaltar una cima que aún hoy sigue pareciendo esquiva. Así está desarrollando su carrera David Goffin, un hombre que a sus 28 años parece ya veterano y cuya imagen de tierno joven amante incondicional de Federer con que se presentó en el circuito ATP. está diluida por completo por la nebulosa del tiempo. A eso ha ayudado su progresión continua y regularidad, ese objetivo utópico para muchos y del que el belga ha hecho su mejor virtud. Solo las lesiones y la resaca de su éxito en 2017, cuando llegara a la final de las ATP Finals, hicieron que diera un paso atrás la pasada temporada. Ahora, una vez reinventado y con la valentía de salir de su zona de confort, ha conseguido el billete para la final del ATP Masters 1000 Cincinnati 2019 tras ganar con solvencia a Richard Gasquet.

"Sabía que la clave del partido sería restar bien y que todo pasaba por ser muy agresivo cuando él jugara con segundo saque. Estoy muy satisfecho por cómo gestioné las ventajas, creo que él estaba más fatigado que yo y eso pude aprovecharlo bien", aseveró un hombre que certifica su regreso al top-15 del ranking ATP. "Tuve problemas de confianza en mi juego, pero por suerte incorporé a mi equipo a Thomas Johansson después de Indian Wells. Sabía que iba a necesitar un tiempo hasta volver a mi mejor nivel, pero desde el primer momento vi que estaba funcionando el trabajo que hacíamos", comentó el belga, que ofreció ya brotes verdes en Roland Garros 2019 con un gran partido ante Nadal en tercera ronda mientras que en Wimbledon pisó los cuartos de final.

Cuestionado sobre la dificultad de gestionar la presión que supone verse cerca de un gran objetivo, David fue claro. "Sabía que hoy era favorito y no es fácil afrontar un partido tan importante así. Pude mantener la calma y llevar a cabo mi plan de juego", aseveró un hombre que afrontará la final de una manera muy distinta. "El trabajo ya está hecho, voy a poder jugar más suelto". En lo referente al hito histórico que supone para Bélgica esta victoria, al convertirse en el primer jugador de este país que se presenta en una final de Masters 1000, Goffin se mostró muy orgulloso y emocionado. "Amo representar a mi país, me encanta la Copa Davis y es muy gratificante sentir que estoy haciendo historia. Voy paso a paso, muy concentrado. Me emotivan mucho los Juegos Olímpicos, espero llegar en plenitud de condiciones", comentó un David Goffin que podría dar un golpe sobre la mesa si gana el título en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes