Murray: "Ahora lo que necesito es jugar partidos"

El británico explicó su decisión de centrarse en el individuales y por qué no jugará el Us Open, además de condenar actitud de Kyrgios

Andy Murray entrena en Cincinnati. Fuente: Getty
Andy Murray entrena en Cincinnati. Fuente: Getty

Andy Murray empieza poco a poco a quemar etapas en su vuelta a las pistas. Después de jugar su primer partido de individuales en mucho tiempo, cayendo ante Richard Gasquet en un duelo en el que fue de menos a más, el británico sigue avanzando rondas en Cincinnati junto a Feliciano López. Ayer consiguieron remontar su partido ante Harrison/Sock y hoy espera un duelo fratricida ante la pareja formada por su hermano Jamie y Neal Skupski. Sin embargo, Andy tiene claro que este torneo será el último que dispute en la modalidad de dobles, descartando jugar el Us Open y centrándose en los torneos individuales. Murray habló con la BBC para detallar el por qué de su decisión:

"El dobles ha acabado por el momento. No voy a jugar dobles en el Us Open. Mi objetivo es volver a jugar al nivel que quiero en individuales, y he decidido que tengo que centrar todas mis energías en eso ahora mismo. El Us Open, tanto el dobles masculino como el mixto, puede significar un par de semanas en las que estás retrasando las cosas". Así pues, la próxima parada en el camino del escocés será el ATP 250 de Winston-Salem, donde ha aceptado una invitación para competir en el que será su segundo evento individual del año. El nivel de ganas de Andy por volver a la pista en solitario era tal que hubiese aceptado jugar la fase previa en caso de no haber recibido la wildcard: "Lo hubiese hecho porque necesito jugar partidos, es lo que necesito ahora mismo. No siento que necesite jugar el cuadro principal de cada evento en el circuito. Apenas he jugado los dos últimos años y, habiéndolo consultado con mi equipo, después de esta semana creo que el dobles se ha acabado. Necesito centrar mi atención en jugar partidos individuales, no hay muchos torneos de aquí a que acabe el año".

Y después de Winston-Salem, ¿qué hay en el horizonte para Murray? Después de confirmar que no jugará el Us Open, esas dos semanas pueden ser utilizadas de dos formas: como bloques de entrenamiento en búsqueda de sensaciones o para bajar un escalón y disputar algún evento del circuito Challenger. Esta fórmula, que dio éxito a jugadores como Kei Nishikori en su día, encuentra su sostén en la disputa del torneo de New Haven, que se jugará en la segunda semana del Grand Slam neoyorkino y que tiene garantizada una lista de jugadores de bastante renombre, entre los que se encuentran Nicolás Jarry, Andreas Seppi o Cameron Norrie. "La sensación que he tenido desde mi partido contra Gasquet es que jugué un tenis decente, pero que físicamente tengo que jugar partidos de aquí a final de año para sentirme preparado de cara al inicio del año que viene. Si juego bien en Winston-Salem, seré consciente de que mi nivel es lo suficientemente bueno y que estoy listo para ganar partidos, pero si no, tiene sentido bajar un escalón y a lo mejor jugar torneos más pequeños".

No solo de su regreso a las pistas y su próxima hoja de ruta habló Murray. Con la performance de Kyrgios aún fresca, el británico dio una pequeña reprimenda a alguien que, a pesar de todo, es bastante cercano a Andy: "No estuvo nada bien. Me sentí mal por Fergus (Murphy, árbitro del partido), ya que no debería haber aguantado eso. Hablé un poco con Nick después del partido. Está claro que depende de él, y creo que la mayor parte de hace dos semanas en Washington hizo un buen trabajo en cuanto a ayudarse a sí mismo utilizando a la grada. Pero está claro que esta semana volvió a lo que hacía antes. Solo esperas que pueda solucionarlo, porque una semana como la que tuvo en Washington es muy buena para el tenis, pero lo de ayer no. Ojalá lo solucione todo".

Comentarios recientes