Sakkari, a punto de la explosión definitiva

La griega aún no ha pisado la segunda semana de un Grand Slam pero, al borde del top-30, suma cuatro victorias ante top-10 en 2019.

Maria Sakkari. Foto: Getty
Maria Sakkari. Foto: Getty

Aunque aún no ha alcanzado la segunda semana en un Grand Slam, una de las jugadoras más peligrosas en primeras rondas es la griega Maria Sakkari, quien ha experimentado un crecimiento global en todo tipo de aspectos del juego, técnicos y mentales. Ayer ganó a Petra Kvitova, sumando así una nueva tarde de gran valor a un curriculum, que ya ha rebasado el top-30 y que, por diferenciación, se está convirtiendo en un perfil muy complicado de enfrentar. Por su capacidad física, por su carácter, por su talento defensivo y por su hambre de gloria.

La mirada de Sakkari es una de esas que explican cómo siente la competición. Por eso añade un plus cuando enfrenta a una gran jugadora. A falta de dar el último salto, Sakkari tiene muchas cosas para incomodar la superélite del circuito. Su físico es diferencial defendiendo y contragolpeando, y su carácter y capacidad de concentración no envidian las de ninguna de sus rivales. Ante la checa sumó su cuarta victoria ante una top-10, sin regalar un solo centímetro de pista, sin ahorrar una gota de sudor y sin negar una carrera para defender una pelota o jugar a una intensidad insana.

Nunca pensé que estaría aquí, jugando contra ellas y ganándolas. Es un sueño hecho realidad".

"Es una jugadora increíble", valoraba Sakkari sobre Kvitova. "No hay duda ... juega extremadamente rápido y te pone en una posición en la que te sientes incómodo con tu tenis, pero luché duro y recuperé muchas pelotas. Pelear duro, ese es mi espíritu. Me siento realmente bien y muy seguro de estar jugando contra estas jugadoras. Hace unos años, los estaba viendo en la televisión en casa. Nunca pensé que estaría aquí, jugando contra ellas y ganándolas. Es un sueño hecho realidad".

Para Sakkari, desprovista de un golpe definitivo, necesitada de mover las piernas y generar energía para meter una pelota incómoda extra, defender es una de sus principales armas. Y en su caso, todo eso debe ser de cariz extraordinario, pues sobre pista dura, más la de Cincinnati, las dificultades para defender aumentan.

"Fue un partido muy cerrado, en tres sets muy cerrados. Creo que jugó muy bien en el segundo set, especialmente. Produje rallies largos y mantuve la pelota en la cancha. Creo que esa fue una de las claves para obtener la victoria. Hice algunos ajustes en comparación con cómo jugué ante ella en Miami, porque allí dominó todo el partido. Tuve que hacer algo para sacarla de su zona de confort. así que eso es lo que intenté hacer en Roma y aquí. En Roma tuve más tiempo porque es arcilla y es una superficie más lenta, así que traté de adaptar las mismas tácticas pero aquí".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter