Andy Murray: "No siento dolor"

El británico pasó por rueda de prensa previa a su vuelta al circuito en individuales y mostró cautela y optimismo a partes iguales

Murray, entrenando de cara el torneo estadounidense. Fuente: John Minchillo / AP
Murray, entrenando de cara el torneo estadounidense. Fuente: John Minchillo / AP

Andy Murray se enfrenta a una de las semanas más importantes de su carrera. Lo que podría parecer una exageración se pone en contexto si recordamos aquella ceremonia de despedida en Australia. Hace unos meses, el británico no sabía si podría volver a jugar al tenis. Ahora, tras varias semanas de buen desempeño en la categoría de dobles tras pasar de nuevo por el quirófano, Murray mide sus fuerzas en la disciplina de individuales por primera vez en siete meses.

Y lo hace con optimismo pero sabiendo también de las posibles dificultades de esta empresa. Pueden existir los improvistos y quizá la forma física y resistencia del dobles no termine de trasladarse al individuales. En cualquier caso, el escocés pasó por rueda de prensa y analizó, alto y claro, sus sensaciones de cara al Masters 1000 de Cincinnati: "Siento cero dolor. No espero que sea capaz de moverme igual que antes, pero todavía creo que tengo margen para moverme mejor que ahora. Eso va a tomar tiempo, solo empecé a jugar individuales de nuevo hace dos semanas. Cuando juegas ante los grandes jugadores al máximo nivel, golpean muy fuerte y eso necesita un tiempo de adaptación".

Tener los pies en la tierra es una máxima fundamental para manejar las emociones de una posible vuelta. Sin embargo, el partido ante Gasquet será una recompensa, una luz al final del túnel tras un camino que, según Andy, ha pasado por varias fases tras su vuelta a los entrenamientos: "En primer lugar, está claro que no siento dolor en mi cadera. Eso es lo primero. ¿Recuperarme de los entrenamientos que he tenido? También bien, no tenía problemas con mi cadera varias horas después. Y luego, también, mi nivel en los entrenamientos individuales contra grandes jugadores. En algún momento tienes que dar el paso adelante y tratar de jugar. Mi equipo sentía que este era el momento adecuado, y es por ello por lo que lo voy a intentar".

Murray no es inmune a, como decíamos, posibles problemas a su vuelta. Por ello, bajar un escalón e, incluso, tratar de jugar los Challengers es una posibilidad considerada por el escocés: "Si las cosas no van bien y siento que necesito un poco más de tiempo para volver a un buen nivel, está claro que es una opción. Es algo que me parecería bien. De todos modos, donde me gustaría estar compitiendo es en este nivel. La forma más rápida de volver a "ponerse al día" es entrenar, jugar, compartir pista con los grandes jugadores, en mi opinión".

Andy confesó, además, que ha tenido un "mentor" a la hora de encarar la recuperación tras la operación: Bob Bryan, que sufrió el mismo problema físico que el escocés y que ha vuelto al máximo nivel al circuito de dobles compitiendo, también, con una cadera metálica. "Se podría decir que ha sido una inspiración para mi vuelta. Hablé con él en torno a tres veces por semana antes de operarme, pero ya estaba en contacto con él cuando tuvo su operación para ver cómo le iban las cosas. Probablemente me habría operado igualmente, pero no sé si habría intentado volver a jugar profesionalmente si no hubiese visto todo lo que él ha conseguido y escuchado todo lo que tiene que decir al respecto. Es un tipo brillante".

Para finalizar con la rueda de prensa, un mensaje del británico dirigido al espectador general: "Te das cuenta de que volver al individuales es muy difícil porque estás expuesto a la suerte del cuadro todo el tiempo, pero habría firmado estar en este lugar hace seis meses sin ningún tipo de duda".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter