Woodbridge: "Djokovic es víctima de su obsesión por ser querido"

El legendario tenista australiano critica la actitud de Djokovic hacia el público buscando continuamente su aprobación y reconocimiento.

Novak Djokovic es criticado por Todd Woodbridge. Foto: gettyimages
Novak Djokovic es criticado por Todd Woodbridge. Foto: gettyimages

Lo acaecido en Wimbledon 2019 sigue coleando. Un partido como el de la final no se olvida fácilmente y siguen corriendo ríos de tinta en torno a todo lo sucedido no solo cuando la pelota estaba en juego, sino después. Uno de los analistas más reputados del planeta como es Todd Woodbridge, otrora leyenda del tenis mundial ganador de 16 torneos de Grand Slam en dobles masculinos y seis en mixtos, además de medallista olímpico de oro en Atlanta 1996 y plata en Sidney 2000, ha querido valorar el comportamiento del serbio, mostrándose muy crítico y secundando las polémicas declaraciones que hiciera su compatriota Nick Kyrgios hace meses, en las que calificaba a Novak Djokovic como una persona que buscaba continuamente ser apreciada.

El ambiente que se respiró en la pista central durante la final del torneo londinense ha hecho que personas del entorno más cercano a Novak criticaran al público británico y reivindicaran la grandeza del serbio, como su propio padre, Srdjan Djokovic. Aquí mismo, en un artículo de opinión, reflexionábamos sobre esa paradójica situación en la que Roger Federer y Rafael Nadal parecían ser mucho más reconocidos y admirados a lo largo y ancho del planeta que un Djokovic que se encuentra en disposición de hacer historia. Pero, ¿qué opina una persona tan activa en el circuito y con tanta experiencia como es Woodbridge? En declaraciones ofrecidas en una entrevista para Sky Sports se muestra contundente.

"Novak está siendo víctima de su obsesión por sentirse apreciado. Considera que se está incurriendo en una injusticia contra él y eso le hace alejarse aún más de la gente. Durante mucho tiempo ha buscado el cariño de todos, pero creo que lo que sucedió en Londres le va a hacer construir un muro de contención entre él y el resto y refugiarse en su entorno más cercano. Ha perdido los nervios en más de una ocasión ya en este sentido y eso no le favorece nada", señalaba el australiano, rememorando algunos episodios del partido de semifinales ante Roberto Bautista. "Se le pudo ver poniendo la mano en la oreja y mirando desafiante después de que el público aplaudiera el español. Simplemente reconocían el buen trabajo de Roberto, no puede sentirse maltratado cada vez que se anime o se aplauda a un rival. Constantemente quiere comprobar que la gente desee que gane él y le aplaudan más que al resto, es un comportamiento muy extraño", aseveró Woodbridge.

La verdad es que si nos remitimos a los seguidores en una red social con recorrido durante años como es Twitter, sorprende ver la enorme diferencia cuantitativa que existe entre los miembros del Big3. Roger tiene unos 12,6M seguidores, Rafa lidera con 15,7M y Djokovic está muy lejos, con 8,7M. "Debe olvidarse de eso. No puede influir en la gente más que con su tenis y tiene que abandonar esa actitud", señala de manera categórica un Todd Woodbridge que ha competido bajo presión y tiene la experiencia de ser un jugador de élite. Habrá que comprobar si Novak Djokovic sigue su consejo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes