Piqué: "Me gustaría que existiese un único evento por equipos"

El fundador y presidente de Kosmos se sinceró en una extensa charla en la que revela sus inquietudes a falta de meses para el inicio de la nueva Copa Davis

Piqué, junto a David Haggerty. Fuente: Getty
Piqué, junto a David Haggerty. Fuente: Getty

Gerard Piqué es una de las caras más visibles, sino la que más, de la nueva Copa Davis que echará a rodar en tan solo unos meses. Pasado ya el ecuador de la temporada tenística, el jugador del FC Barcelona se prepara en Japón para una nueva temporada de fútbol, pero siempre con un ojo puesto en todo aquello que concierne al mundo tenístico. Como presidente de Kosmos, el grupo inversor que ha puesto más de 2 millones para tener los derechos de la centenaria competición, todo tiene que estar en su lugar correcto.

Hasta el momento, la confianza de Piqué en el proyecto se mantiene intacta. En una entrevista a The Times, el futbolista catalán se sentó para hablar largo y tendido de los aspectos que más puedan opacar la creación de este proyecto. Uno de ellos puede ser, quizás, la ausencia de las principales estrellas del mundo del tenis, aquellas para quienes iba dirigido el proyecto principalmente. Djokovic y Zverev han confirmado que no estarán, y con Federer no habla desde el pasado agosto: "Estoy seguro que podremos hablar en algún momento. Es muy difícil porque mi temporada dura 11 meses en los que estás siempre jugando o entrenando, igual que en su caso. Es difícil que nos veamos, pero sí que he estado con su agente un par de veces". Para un futbolista de élite, puede llegar a ser complicado llevar simultáneamente un negocio de tal magnitud con tu preparación como futbolista: "No sé cómo mantengo el equilibrio. Disfruto haciéndolo. Sino, no estaría aquí. Trato de organizarme lo mejor que puedo. Está claro que lo primero es mi carrera, jugar bien. Sino, los aficionados no estarían contentos. Cuando estoy en el campo, ya sea en un entreno o en un partido, estoy centrado al 100%. Lo bueno de ser un futbolista es que entrenas en torno a dos o tres horas al día y luego tienes el resto del día para tratar de centrarte en otras cosas. Eso intento hacer".

Piqué siempre ha sido un gran admirador del tenis, visto en muchas ocasiones en las gradas del Real Club de Tenis Barcelona. Sin embargo, una decisión como esta, hacerte cargo de una de las competiciones más legendarias del calendario tenístico, no se toma de la noche a la mañana: "Hace cuatro o cinco años me di cuenta de que existía la posibilidad de hacer cosas en el tenis, de tratar de hacer mejor a este deporte. Entiendo que una competición entre países es muy importante, y la única cosa en tenis que no estaba en su apogeo era la Copa Davis. Recuerdo que la gente empezaba a ver la Copa Davis como más bien un estorbo, no algo que quieres jugar de verdad. No es bueno cuando la concepción de la competición empieza a ser esta. La Copa Davis es una de las competiciones más grandes no solo del tenis, sino de todo el deporte".

"Traté de buscar una forma en la que poder ayudar. Necesitas mucho dinero, que no tenía, así que busqué socios que me pudiesen ayudar. Me empecé a reunir con gente. Me reuní con David Haggerty (presidente de la ITF) y tuve suerte porque desde nuestra primera reunión vio las cosas de forma muy clara, me dijo: "Me gusta lo que propones. Vamos a seguir reuniéndonos y veremos si podemos hacerlo realidad".

Otra de las realidades del circuito, sin embargo, es que a partir del 2020 existirán dos competiciones por equipos. La ATP decidió contrarrestar la decisión de la ITF a través de la ATP Cup, que se disputará en varias ciudades australianas antes del comienzo del Open de Australia. Una competición, formato Mundial, realmente parecida a lo que la nueva Copa Davis propone. Cabe recordar que Piqué también se reunió con mandatarios de la ATP, aunque al final decidió invertir en el proyecto de la ITF: "Lo cierto es que nos gustaría que solo existiese un evento por equipos. No me gusta que los comparemos. La ATP Cup es un nuevo evento que veremos cómo se desarrolla; en la Copa Davis hablamos de una competición de 119 años de historia".

"Tuvimos muchas reuniones con la ATP para tratar de llegar a un acuerdo, crear un solo evento o hacerlo juntos. Todavía estamos trabajando en ello. Creo que ambas competiciones tienen sus ventajas y desventajas. En la Copa Davis tenemos la libertad de disputarla en cualquier sitio cada uno o dos años. Esto es algo que parece que no va a hacer la ATP Cup, que parece más atada a Australia. Es cierto que, a lo mejor, la gente ve que nuestra posición en el calendario no es la mejor, pero si quieres crear un gran evento, prefiero estar donde estoy. La ATP Cup va a ser el primer evento de la temporada, a dos semanas del Open de Australia. Como deportista profesional, no puedes empezar la pretemporada con una gran competición porque normalmente se convierte en una especie de calentamiento, parecido al rol que tenía la Copa Hopman. Nosotros estamos al final de la temporada. Es posible que para los jugadores sea una temporada larga, pero es un evento único porque juegas para tu país y por el ambiente que queremos crear".

Teniendo todo esto en cuenta, todo el mundo se hace la misma pregunta, la pregunta del millón: ¿acabará funcionando la reforma de Piqué? ¿Se creará ese ambiente especial que él menciona? El futbolista del Barcelona se ve convencido de ello. "Entiendo completamente que cuando llega alguien, procedente de un deporte diferente, y trata de cambiar algo tan tradicional como la Copa Davis para la mejora de la competición va a haber gente que no se lo crea, que no compre la idea. Necesitamos tiempo para convencer a la gente que este es el camino. Lo que necesitamos en noviembre es demostrar a la gente que está equivocada. No puedo convencerles solo con palabras: lo que haré será poner todo mi esfuerzo y mi experiencia en otros deportes para crear una competición increíble. Estoy seguro que convenceremos a muchos de ellos, pero hacerlo con todos es imposible".

Comentarios recientes