Na Li: “Haré todo lo posible para inspirar a futuros jóvenes”

La tenista china ingresó este fin de semana en el Hall of Fame del tenis dejando un discurso de máxima atención para las próximas generaciones.

Na Li ya forma parte del Hall of Fame. Fuente: Getty
Na Li ya forma parte del Hall of Fame. Fuente: Getty

A estas alturas de la película, supongo que no hará falta presentar los motivos por los que Na Li entro a formar parte del Hall of Fame del tenis este pasado fin de semana. Más allá de su título en Roland Garros 2011, su corona en el Open de Australia 2014 o el Nº2 del ranking que alcanzó días después, estamos ante una jugadora que abrió el camino a toda China, además de convertirse en una de las mujeres referentes del siglo XXI. Su fortaleza y su mensaje calaron tan hondo que no solo merecía una página en el libro de los trofeos, sino también un lugar en la mesa de los mejores. Estas fueron sus palabras recogidas por la WTA el día en que figura dio un paso más hacia la eternidad.

“Esto significa todo para mí. Mi nombre es Li Na, de China, un lugar donde Li Na resulta un nombre de lo más común. Lo cierto es que yo no elegí esto, comencé a jugar a tenis cuando tenía ocho años porque mi madre así lo decidió, de hecho, durante ese tiempo odié mucho el tenis porque no me dejaba tiempo para jugar con mis compañeros en la escuela. Una vez fue pasando el tiempo, realmente comencé a disfrutarlo, descubrí que era un deporte increíble. El tenis me ha llevado por todo el mundo, explorando diferentes países gracias a llevar una raqueta en la mano. En el futuro haré todo lo posible para inspirar y ayudar a más jugadores jóvenes con la esperanza de que ellos también puedan disfrutar de este increíble deporte”, afirmó ante su público la ex jugadora.

Pero si Li Na tiene un mensaje para alguien, es sin duda para los jóvenes. “Cuando decidan hacer una cosa y apostar por ella, nunca se den por vencidos, sigan adelante. Sé que a veces pensarán que es muy difícil, pero deben creer en ustedes mismos. Cada uno de vosotros sois más fuertes de lo que pensáis. En el lado femenino creo que es más fácil contagiar ese espíritu, siempre que alguien gana un Grand Slam, las más jóvenes empiezan a pensar que ellas también podrían hacer lo mismo. En los hombres es un poco más complicado”, manifestó.

Lo cierto es que su legado ya se ha empezado a notar en los últimos años, desde su retiro en 2014. Bien sea por nuevas jugadoras que hayan aparecido o por otras más clásicas que subieron sus prestaciones hasta colarse en las posiciones altas. Si hoy vemos a tenistas como Qiang Wang (Nº14), Shuai Zhang (Nº35), Saisai Zheng (Nº47) o Yafan Wang (Nº51) de manera habitual en los torneos de Grand Slams, no duden de quién fue la responsable de atraerlas hasta el escalón más alto de sus capacidades.

“Creo que la WTA está haciendo un muy buen trabajo ayudando a las jugadoras más jóvenes. El tenis es un trabajo que repercute tanto dentro de la cancha como fuera de ella, es conveniente acudir a las conferencias de prensa y hablar con los medios de comunicación para entenderlo todavía mejor. Me encanta ver cómo llevan a los juniors a ver las finales de la WTA, para que observen a las mejores jugadoras competir, esto es realmente importante. Ahí es dónde pueden respirar cómo se desarrollan las cosas en el tour profesional”, añadió la campeona de 14 títulos.

Por supuesto, su presencia en las próximas WTA Finals de Shenzen está más que asegurada, un movimiento que confirma el poder que arrastra Asia en estos últimos años para desarrollar los mejores torneos del circuito. “No solo será algo bueno para los fanáticos de allí, sino también para los atletas que vayan a disputar el torneo, especialmente para los atletas jóvenes. Cara a cara podrán ver de cerca de los mejores jugadores del tenis profesional. No solo es importante estudiar lo que sucede dentro de la pista, también hay que atender lo que sucede fuera”, subrayó.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter