Jarry: "Ganar un campeonato sin perder ningún set es muy difícil"

El chileno reflexiona tras conseguir su primer título ATP en la tierra de Bastad: "Jugué muy buen tenis, de lo mejor de mi vida"

Nico Jarry, con el trofeo en Bastad. Fuente: Getty
Nico Jarry, con el trofeo en Bastad. Fuente: Getty

Nicolás Jarry tiene motivos de sobra para festejar. Estrenar el palmarés es una de las sensaciones más bonitas que un tenista puede experimentar a lo largo de su carrera, y fue justamente eso por lo que el chileno pasó tras ganar el ATP de Bastad, derrotando a Juan Ignacio Londero en una final marcada por el viento.

"Es increíble. Estoy muy feliz por poder ganar este título. Fue un partido muy duro, Juan Ignacio jugó muy bien. Hacía mucho viento y no pude conseguir jugar tan bien como en días anteriores, pero los títulos se ganan de la manera que se pueda y estoy muy feliz de haber conseguido este", dijo el chileno en declaraciones a la ATP.

Ganar sabe mejor, además, cuando has probado las mieles de la derrota durante varias ocasiones. A la tercera fue la vencida para Nico: en Sao Paulo, el año pasado, tuvo una ventaja de set y break antes de que Fognini le diese la vuelta al partido; aún peor fueron las dos bolas de partido perdidas ante Zverev en la final del torneo de Ginebra, que podían hacer mella en la cabeza del chileno: "Con Fabio estuve set y break arriba y con Alex Zverev tuve dos match points y no se dio, pero fueron partidos muy duros, en los que dejé todo, hoy también lo hice con la ilusión de que se me diera y así fue", decía Jarry en unas declaraciones a Radio Cooperativa recogidas por ESPN. "Pude jugar muy buen tenis, de los mejores de mi vida. Ganar un campeonato sin perder un set es muy difícil y lo logré hacer".

Además, el santiagueño también tuvo palabras sobre su rival en la final, un Londero que está haciendo la mejor temporada de su carrera y que alcanzó en Bastad su segunda final ATP: "Juan Ignacio estaba jugando muy bien, estaba muy agresivo, no hubo mucho rally y era difícil sentirse bien, por lo que había que luchar, tratar de sacar lo mejor posible y esperar que se diese una opción de quiebre y aguantar como sea después, tal como fue".

Con esta victoria, Jarry se convirtió en la octava raqueta chilena en ganar un título ATP en individuales, integrándose en una célebre lista de tenistas que lideran su abuelo, Jaime Fillol, y las tres caras visibles de la raqueta chilena en la última década: Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú. Jarry también tuvo palabras para aquellos jóvenes que sueñan con ser algún día como los nombres de esa lista: "Que sigan así, que disfruten, el tenis es uno de los deportes más lindos que hay, que le ha traído muchas alegrías a nuestro país y que lo tomen de esa manera".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes