Davydenko: “Toda mi carrera estuvo frenada por Roger Federer”

El ruso se sincera en una entrevista amplísima donde admite estar dando sus primeros pasos como entrenador. “Tengo una oferta de Khachanov sobre la mesa”.

La mirada de Davydenko sobre Federer lo dice todo. Fuente: Getty
La mirada de Davydenko sobre Federer lo dice todo. Fuente: Getty

Nikolay Davydenko, una debilidad personal que acumula ya cinco temporadas fuera de los focos. Aunque, realmente, el ruso evitó esos focos durante la mayor parte de su carrera. Pocas eran las entrevistas que dio como jugador y pocas han sido las que da como ex jugador. Sin embargo, la flauta sonó con Sport-Express, donde el moscovita repasó haces unos días toda la actualidad en una profunda charla. Robocop, uno de los apodos que se ganó dentro de la cancha, explica su nueva vida en el anonimato, afirmado que raramente lo para la gente cuando camina por la calle. Fuera de su país, la historia cambia. Sobre su éxito, su adiós, su familia y sus nuevos proyectos como entrenador habla el que fuera número 3 del ranking ATP. Rescatamos los titulares más sugerentes.

Poca presencia en los medios. “Nunca he sido una persona de estar en los medios de comunicación. Solo daba entrevistas después de los partidos, no iba a las fiestas, tampoco a los canales de televisión. Cuando acabó mi carrera me centré en mi vida familiar, la única noticia para escribir sobre mí es que era padre de tres hijos, pero no esto parece muy interesante. A partir de 2014 me dediqué completamente a mis niños, los llevé a la guardería y jugué con ellos, estuve muy distraído del tenis, intenté no coger una raqueta durante un tiempo y olvidarme”.

Su vida después del tenis. “El primer año estuve soñando constantemente con partidos. Sentía como si los estuviera jugando, algunos de Grand Slam, en Australia concretamente. Ahora todo está olvidado y ni siquiera pienso en ello. No veo tenis, no lo hacía estando en activo, no tiene sentido seguir mirándolo. Alguna vez me paro a ver algún partido especial, recientemente estuve viendo a Khachanov o Medvedev en la gira de tierra batida. La hierba no me gusta, no hay nada que ver allí”.

Relación con otros tenistas. “Me comunico con mi viejo amigo Oliver Marach, nuestras esposas se conocen y a menudo se llaman. También mantengo el contacto con mi ex manager, Ronnie Leitgeb, quien también entrenó a Thomas Muster. Por supuesto, me comunico con los jugadores rusos, sobre todo los que están en Moscú. Con los líderes mundiales no, es difícil ser amigo de esos tenistas cuando dentro de la pista éramos enemigos”.

Disputas entre jugadores. “Siempre puede haber aversión entre algunos jugadores, en las canchas no puede haber relación. Tales conflictos suelen ser aislados, si ocurren luego se suavizan en un par de semanas. Personas como Kyrgios son inadecuadas, antes no existían. En mi época hubo algunos conflictos, por ejemplo, con Stepanek, nunca nos gustamos, pero después del partido todo estaba bien”.

Su carrera. “No me arrepiento de nada porque jugué a mi máximo nivel, no pude salta más barreras. Toda mi carrera estuvo frenada por Roger Federer, él es el único que una y otra vez me derrotó en todos los grandes torneos, tanto en cuartos de final como en semifinales. Era su época, hubo momentos que era sencillamente invencible, casi imposible ganarle. Lo que no sé es cómo hace con 38 años para seguir manteniendo esa concentración. Él desarrolla un tenis rápido, ligero, agudo, intenta siempre ganar en tres sets. Pero si el partido se va hasta los cinco sets, entonces su cuerpo empieza a fallar, sobre todo cuando juega contra Nadal o Djokovic”.

Evolución de Medvedev y Khachanov. “Daniil logró grandes resultados en Montecarlo y Barcelona, momento donde predije que empezaría a perder en primeras rondas. Si no se detenía, descansaba y practicaba, llegarían las derrotas. Y así fue. Khachanov hizo lo contrario, empezó perdiendo todo, incluso me llamó para preguntarme qué hacer. Me pidió ayuda, quería que volara con él a Roma y Madrid, pero no pude, no tenía tiempo. Le dije que necesitaba fortalecerse psicológicamente, sentirse diferente. Ahí empezó a ganar partidos, a regularse y levantarse. Siempre es necesario hacer parones de una semana para que la cabeza descanse”.

Opción de entrenar a Karen. “Me dijo que la oferta está en la mesa, pero ahora estoy ocupado y no puedo ayudarle. Me preguntó cómo salir del pozo, yo también pasé por esos momentos de duda al perder en muchas primeras rondas, pero la pregunta de verdad llegó después: ¿cómo hago para mantenerme en el top10? Eso es lo más difícil. Habrá que ver cómo conduce sus torneos, cómo mantiene su juego, cómo asienta su cabeza. Necesitas ganar muchos puntos para instalarte entre los diez mejores, habrá que ver si llega con opciones de meterse en la Copa de Maestros. Todo dependerá de cómo juegue la gira de Estados Unidos”.

Convertirse en entrenador. “Es un trabajo muy duro, me parece todavía más duro que el de jugador. El entrenador siempre está preocupado. El jugador, por su parte, se rasca la nariz, va a la pista, entrena, va al masajista… está claro que tiene más responsabilidad, pero el entrenador le protege. El entrenador controla cada detalle, cuándo comer, el peso de las raquetas, coger las bolas, parecen cosas pequeñas pero son vitales. ¿Quién hace todo? El entrenador. ¿Quién tiene la culpa si pierdes? El entrenador”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter