ATP 500 Hamburgo 2019: Análisis del cuadro

Dominic Thiem y Alexander Zverev, los dos principales favoritos, no tuvieron suerte en el sorteo. El austriaco debutará ante Cuevas; el alemán, frente a Jarry.

La pista central de Hamburgo. Fuente: Getty
La pista central de Hamburgo. Fuente: Getty

El octavo ATP 500 de la temporada tenística echará a andar a partir del próximo lunes con un cuadro final cargado de talento y especialistas en la materia. Sí, ya sabemos que hace ya más de una década que Hamburgo cedió sus derechos de Masters 1000 y, por consecuencia, su lugar entre los torneos de élite. Cambió de fecha, bajó su jerarquía y se desplomó la calidad del elenco. Sin embargo, ahí aparecen campeones recientes como Gilles Simon, Fabio Fognini o Rafa Nadal. Esta vez, en el verano de 2019, Dominic Thiem y Alexander Zverev serán las caras más reconocidas y principales candidatos al título. Pese a ello, todavía se estarán preguntando cómo han podido tener tanta mala suerte en el sorteo del cuadro. Lo analizamos.

Empecemos por el principal cabeza de serie, Dominic Thiem. Después de repetir presencia en la final de Roland Garros, el austriaco pasó inadvertido por la gira de hierba, cayendo a las primeras de cambio de Wimbledon ante Sam Querrey. Ahora el calendario se vuelve a vestir de polvo de ladrillo, aunque eso no significa que todo vaya a ser fácil. Para abrir boca, Pablo Cuevas en primera ronda, de los más duros que te pueden tocar en la superficie roja. En caso de ganar, Kohlschreiber podría ser el segundo escollo en su camino, mientras que Garín le esperaría en los cuartos de final. No, no son los años en los que Federer y Nadal disputaban las finales, pero este cuadro de Hamburgo no tiene ausencia de estrellas que traigan focos a sus pistas.

Fabio Fognini será el otro hombre a tener en cuenta en esta parte alta del cuadro. El italiano, campeón aquí en 2013 (ganó a Delbonis) y finalista en 2015 (perdió con Nadal), es el tercer top10 que competirá esta semana en el evento alemán, luciendo un nuevo estatus que le ha llegado tras reunir la regularidad necesaria para colarse entre los mejores. Su primer rival vendrá de la fase previa, por lo que tendrá que esperar para saber su nombre, aunque sí puede ir pensando en un hipotético cruce en segunda ronda ante Leo Mayer, vigente subcampeón del certamen y dos veces campeón en el pasado. Antes, el argentino deberá superar al local Molleker, invitado aquí por la organización.

Pero si hablamos de favoritos locales, aquí en Hamburgo no hay nadie que no sueñe con ver a Alexander Zverev levantando el trofeo dentro ocho días. La historia de amor del actual número 5 del mundo con el circuito profesional arrancó aquí hace cinco temporadas, lugar donde avanzó hasta semifinales con apenas 17 años. Allí apareció David Ferrer para cortarle las alas, aunque ya se veía que aquel chico llegaría lejos más pronto que tarde. Curiosamente, un dato incide en las cuatro participaciones que suma Sascha en el torneo de su casa: en las cuatro fue eliminado por un tenista español. Pablo Carreño será el único jugador ibérico presente en el cuadro final (a esperas de lo que hagan Davidovich y Pedro Martínez en la Qualy), emparejado con Hanfmann en primera rueda, aunque por la parte alta del cuadro.

¿Entonces quién espera por Zverev? Alguien a quien conoce bien: Nicolas Jarry. El chileno, que deberá disputar mañana la final de Bastad, todavía no tiene la mente en Hamburgo, pero seguro que Alexander sí la tiene puesta en él. En él y en las bolas de partido que tuvo que salvar en su último torneo sobre tierra batida (Ginebra) para terminar levantando la copa. La única copa que ha levantado este año. Buenos recuerdos para el alemán, aunque ni loco hubiera imaginado un cruce tan exigente en su primer desafío en la pista. Pero la dificultad no acaba aquí, ya que en segunda ronda podrían saltar a escena Cecchinato o Delbonis, otros dos expertos en la materia. Ya en un hipótesis mucho más lejana, Benoit Paire, Laslo Djere o Nikoloz Basilashvili (campeón defensor) serían las piedras más duras hasta llegar a la final.

Lo dicho, un cuadro repleto de expertos que pondrá la emoción en cada ronda y la presión en cada cabeza de serie. Tendremos gente joven, gente veterana, tres top10 con ganas de recuperar sensaciones y un lugar histórico donde vimos nacer a grandes campeones en el pasado. Seguro que muchos querrán seguir esos pasos a partir de este lunes.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes