Segunda final de la Era Open en la que el perdedor tuvo bolas de partido

Increíble pero cierto. En toda la historia del tenis tan solo ha habido diez finales que se hayan resuelto después de que quien a la postre perdiera el partido, hubiera dispuesto de oportunidades para cerrarlo con triunfo. Sin embargo, lo más impresionante es que tan solo dos de ellas se han producido en la Era Open. La primera (y única hasta ayer) fue la que Gastón Gaudio ganó en Roland Garros 2004, después de salvar dos bolas de partido a su compatriota Guillermo Coria, mismo número de oportunidades de las que dispuso Roger Federer en la final de Wimbledon 2019 ante el serbio Novak Djokovic.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter