Federer se sobrepone a un ligero traspiés

Roger Federer ya se encuentra en las semifinales de Wimbledon 2019, al derrotar al japonés Kei Nishikori en cuatro disputados sets.

Roger Federer en Wimbldon. Foto: Halle
Roger Federer en Wimbldon. Foto: Halle

Horas y horas golpeando a una pelota de tenis dan para mucho. Momentos de alegría, tristeza, ilusión, enfado, esperanza y también de ciertos momentos de desesperación. En cierto modo, un partido de tenis es una vida dentro de otra, reuniendo sentimientos que todos los seres humanos tienen, y que un tenista experimenta en unas pocas horas. Roger Federer y Kei Nishikori vivieron todos estos sentimientos en el partido perteneciente a los cuartos de final de Wimbledon 2019, en la que solo uno alcanzó la felicidad: Roger Federer que venció por 4-6, 6-1, 6-4 y 6-4 en dos horas y 36 minutos de partido.

Los vaivenes en el juego de tenis oscilaron al son del ritmo de piernas de Nishikori, pero también de los latidos cardiacos del jugador helvético. Cuando Kei Nishikori se comenzó a mover de manera más intensa y a tomar la iniciativa con su revés a dos manos, Federer se amilanó y perdió terreno en la pista. Sin embargo, supo reaccionar, y encorajinado e involucrando a la grada en su azaña, Federer se hizo con un encuentro complicado y ya está a dos partidos de su título número 21 de Grand Slam.

No es fácil jugar contra un tenista impredecible como Nishikori, y aún más difícil es no abusar de un recurso en el juego y hacerlo a destiempo. Federer es posiblemente el mejor jugador de la historia sobre hierba, pero eso no priva de que en determinados momentos sufra. El jugador japonés comenzó a un grandísimo nivel, consiguiendo un break de inicio y abriendo brecha en el marcador nada más comenzar. Esta distancia iba a ser insalvable y contra todo pronóstico, Nishikori se ponía set arriba en el partido ante la mirada atónita de todo el público que se encontraba en la pista central.

No se vino abajo Federer ni mucho menos, quien continuó jugando con la misma intensidad y confianza en sí mismo, lanzando certeros golpes de fondo de pista, y aprovechando cierto despiste del japonés para romper en varias ocasiones su servicio. Abusó Nishikori quizás de jugar largos peloteos desde el fondo de pista, algo que provocó que Roger decidiera apostar por un juego algo más ofensivo y conseguir un 100% de puntos conseguidos desde la red, algo que explica que el jugador suizo era otro comparado a lo visto en el primer parcial.

En el tercer set se decidió el encuentro. Ambos apretaron mucho con su saque, y se mostraron más nerviosos de lo habitual, cometiendo más errores no forzados que golpes ganadores. La tensión era palpable, y Federer se deshizo de ella con muy buenos saques, lo que supuso la ausencia de toda oportunidad de break en favor de Nishikori, que acabó cediendo su saque. 6-4 y un duro varapalo para las aspiraciones del jugador nacido en Shimane que necesitaba de un auténtico milagro para la remontada.

La última manga fue caótica; Federer se sintió ganador y experimentó una notable relajación al servicio, pero Nishikori no era capaz de contrarrestarle, producto posiblemente del cansancio físico y emocional que estaba atravesando. Bajó mucho el nivel del japonés en este set, sin frescura mental ni física, y no pudo aprovechar los despistes de un Federer que tuvo que trabajar mucho más de lo esperado para certificar su pase a semifinales. Allí le espera Rafael Nadal o Sam Querrey, sea cual sea el rival, el tenista helvético tendrá que desplegar su mejor tenis para intentar conseguir el pase a la gran final. Todo el mundo espera que sea el balear quien sea su rival… ¿tendremos nuevo duelo? El tiempo lo dirá…

LA APUESTA del día

Comentarios recientes