Serena vence a sus miedos y ya está en semifinales

Serena Williams consiguió el pase a las semifinales de Wimbledon 2019, al derrotar a su compatriota Alison Riske en tres disputadísimos sets.

Serena Williams. Foto: Getty Images
Serena Williams. Foto: Getty Images

La historia se repite una y otra vez, y no por ello deja de captar la atención de los aficionados del buen tenis. Por más que pasan los años, da la sensación de que Serena Williams juega con sus rivales, como si fuera esa hermana mayor que desea hacer divertirse a sus pequeños hermanos, dándoles ventaja para, al final, ganarles cuando todo parecía perdido, dándoles una lección de vida y haciendo que sigan motivados.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Resulta un tanto frívolo pensar que una leyenda como Serena sale a pista con estas intenciones, pero da la sensación de que la estadounidense se motiva mucho más cuando los partidos derivan por esos derroteros. Ha de ser desesperante para sus rivales, que ven cómo cuando están rozando con los dedos su objetivo, un zarpazo de la bestia les aleja indefectiblemente. Hoy eso tuvo que pensar Alison Riske, que cedió ante Serena por un marcador de 6-4, 4-6 y 6-3 en una hora y 59 minutos de juego.

Riske, toda una especialista en hierba, salió dispuesta a plantar cara a Williams. Desde el primer momento se la vio muy concentrada al servicio, basando su juego en el mismo y construyendo sus jugadas de una manera muy incisiva, sin reparos para subir a la red, algo que hizo hasta en numerosas ocasiones. La menor de las Williams lo intentaba de todas las maneras posibles pero no estaba lo acertada que se podía esperar. Ya conocemos a la jugadora estadounidense, es un motor diésel a la que le cuesta entrar en los partidos, pero que con el paso del tiempo va a más. Sin embargo, cuando Riske podía materializar su ventaja de un break de ventaja en set, surgió de nuevo la Serena incomensurable, que acelerando sus piernas, sus golpes y, sobre todo, incrementando sus gestos y gritos intimidatorios, no solo igualó el marcador, sino que se puso rápidamente con break arriba y cerró el set de manera contundente.

Sin embargo, todo cambió en el segundo set. Serena tenía ganas de montar un melodrama, y ahuyaba a cada bola que lanzaba fuera. Uno tras otro fueron cayendo los errores no forzados de la menor de las Williams. Unos errores incomprensibles e inadmisibles para una jugadora que busca en el All England Club convertirse en la jugadora con más títulos de Grand Slam en la historia del tenis. Dichos errores provocaron que Riske volviera a meterse de lleno en el partido y contra todo pronóstico alargar el partido un poco más y meter en muchos problemas a Serena.

Pero no era más que un espejismo. La reacción, tarde o temprano, tenía que llegar. Serena continuó en su espiral negativa, pero afinó puntería con su saque. Comenzó a construir su remontada con el servicio, que le dio tranquilidad y confianza. Alison Riske mantenía el saque a duras penas, hasta el octavo juego, donde la ex número uno del mundo conseguía romper el servicio y con su saque cerraba el set y por tanto el pase a las semifinales de Wimbledon 2019, donde se medirá con la ganadora del encuentro que enfrentará a la británica Johanna Konta y a la checa Barbora Strycova.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter