Osaka sucumbe a las primeras de cambio

Naomi Osaka se ha dado de bruces con la cruda realidad: su fragilidad sobre hierba. La japonesa ha sido incapaz de imponer su autoridad frente a Yulia Putintseva imperial en los contraataques y cuya habilidad de mano le ha permitido hacer muchas variaciones y sacar a Naomi de su zona de confort. El resultado final fue de 7-6 (4) 6-2 en favor de la díscola jugadora kazaja, que da la primera gran campanada de Wimbledon 2019. El torneo femenino sigue siendo impredecible.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes