¿Podrán jugar Federer, Nadal y Murray en Tokyo 2020?

A falta de un año para el corte que elegirá los 64 tenistas elegidos y elegidas, desgranamos los criterios de selección que necesita los jugadores ATP y WTA.

Tokyo 2020.
Tokyo 2020.

Dentro de poco más de un año comenzarán los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, una prueba especial y particular para todo el mundo del deporte, pero especialmente para los tenistas, pues el acceso al cuadro principal no es sencillo y se requiere de una serie de requisitos para poder ser uno de los 64 jugadores y jugadoras que lucharán por una medalla en la capital nipona. Eso no quiere decir que los 56 primeros clasificados -los que acceden por méritos clasificatorios, y no por las ocho invitaciones de la ITF- el día que se efectúa el corte de dicha lista -el día después de la finalización de Roland Garros- tengan el sitio asegurado.

Sabiendo que sólo pueden acudir un máximo de cuatro jugadores o jugadoras por país, se pueden dar casos como el que recoge el diario británico 'The Times', que advierte y pone el foco en casos como el de Venus Williams, dentro del top-56 WTA pero octava jugadora estadounidense en el ranking mundial. Existen escenarios similares en ATP, como el de Gilles Simon, dentro del top-40 pero quinto jugador clasificado en Francia en estos momentos.

Para completar el cuadro de 64 jugadores/as individuales, hay disponibles ocho plazas de la Federación Internacional de Tenis (ITF), comodines con criterios estrictos para garantizar la representación en todos los continentes. Varias de esas invitaciones provendrán de los Juegos Asiáticos, los Juegos Africanos o los Juegos Panamericanos. Así, Istomin o Wang ya tienen una plaza garantizada, proveniente de esos certámenes.

Por otro lado, no hay que desatender la regla de elegibilidad, que tiene que ver con la Copa Davis o Fed Cup, pues para poder tener una plaza en el maindraw de los Juegos Olímpicos es necesario haber jugado tres series de Davis o Fed Cup entre 2016 y 2020, habiendo jugado una de esas tres eliminatorias del ciclo en 2019 o 2020 -dos cruces si el o la tenista ha representado a su país más de 20 veces-.

Una regla por otro lado, flexible, pues los jugadores o jugadoras que no cumplan con este requisito pueden demostrar un compromiso histórico de eliminatorias de Copa Davis o la Fed Cup, caso de Roger Federer o Rafa Nadal, apelando su no inclusión en primera instancia. Ni Rafa ni Roger cumplen ahora mismo con los criterios ya comentados.

En el caso del dobles, las parejas a formar podrían ser de muy diferente ranking. Las normas establecen que los diez mejores jugadores y jugadoras del mundo en dobles pueden elegir a su pareja si se encuentra entre los 300 mejores tenistas del ranking ATP y WTA, lo que podría conceder una oportunidad extra a Andy Murray si su hermano Jamie mantiene su estatus de top-8 del que goza actualmente. Otra historia bien distinta sería el criterio que podría llevar a Andy a disputar los individuales.

Si el escocés progresa positivamente a nivel de salud y comienza a jugar individuales pero a 8 de junio de 2020 su ranking es insuficiente, podría acogerse a la última excepción: ser seleccionable en base a su condición de campeón olímpico y campeón de Grand Slam siempre y cuando esté dentro del top-300.

Comentarios recientes