Nottingham, un torneo sobre hierba disputado sin público y en pista dura

Las intensas lluvias en la ciudad británica han hecho que ningún día se haya podido disputar el torneo al aire libre por lo que lo han pasado a canchas duras bajo techo.

Las lluvias no han dejado que se dispute tenis al aire libre en Nottingham. Foto: LTA
Las lluvias no han dejado que se dispute tenis al aire libre en Nottingham. Foto: LTA

La lluvia en Nottingham no es una maravilla, como se diría en Sevilla, sino más bien un motivo -habitual- por el que lamentarse. El cambio climático y la situación particular del Reino Unido en el mapa hace que las incesantes lluvias sean algo común incluso en esta época del año lo que ha afectado sobremanera a la edición 2019 del torneo WTA y el Challenger ATP, unos torneos que deberían estarse disputando sobre hierba como preparación de cara a Wimbledon pero que debido a las lluvias se están disputando sobre pista dura indoor.

Las fuertes lluvias están provocando riadas en la ciudad y es que en los últimos 4 días, el cielo no ha dejado de jarrear agua sin parar. El torneo debe celebrarse y los organizadores pasan la competición, en casos como este, a unas pistas de cancha dura indoor, donde las jugadoras compiten en un escenario más propio de un Future que de un torneo profesional. Dentro de estas pistas indoor no existen gradas, por lo que las jugadoras compiten sin público mientras los espectadores reclaman su dinero de vuelta en una situación bastante complicada para todos, sobre todo para el torneo que llegando a hoy jueves, no ha podido celebrar ni una jornada al aire libre frente al público.

Sascha Bajin, entrenador de Kristina Mladenovic, se tomaba la situación con humor y comentaba en Twitter el hecho de haber jugado en un par de días en cuatro superficies diferentes. "En Roland Garros jugamos sobre tierra la final del dobles. Al día siguiente, primer entrenamiento en hierba en París. Luego, alfombra indoor en Nottingham y ahora pista dura. Creo que estamos preparados para todo lo que la vida tenística nos traiga", declaraba ayer.

Para hoy, las probabilidades de lluvia han bajado de un 90% a un 40% y desde el torneo se están frotando las manos con la posibilidad de poder ver algo de tenis al aire libre, al fin. Mientras, la lluvia nos seguirá aguando la fiesta, nunca mejor dicho. Con los cambios tan bruscos que estamos viendo en el tiempo en los últimos años, con frío y lluvia en Europa en esta parte del año, quizá esto pueda provocar que no sea solo Roland Garros el torneo que necesite instalar un techo si no quiere terminar perdiendo dinero por culpa de la devolución de las entradas.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter