Mario Vilella: “No supe manejar mis emociones durante el partido”

El ilicitano se disculpa públicamente por su actuación del pasado lunes. “Es jodido que se hable tanto de ti y no sea por algo bueno”, reconoce dolido.

Mario Vilella. Fuente: Academia Equelite Juan Carlos Ferrero
Mario Vilella. Fuente: Academia Equelite Juan Carlos Ferrero

Challenger $54.000 de Shymkent, Kazajistán. Mario Vilella y Tomislav Brkic se enfrentan en primera ronda del cuadro individual. El español, en su lucha por alcanzar el top200, viene de hacer semifinales en el torneo anterior y no quiere soltar esa dinámica. No ha tenido mucho tiempo de descanso, de hecho, el día de antes apenas ha podido entrenar media hora, pero su próximo rival tampoco es el más peligroso. O eso piensa él. El bosnio, fuera de los 300 mejores del mundo, suma una victoria en sus últimos tres eventos, por lo que llega algo quemado y falto de confianza. Todo esto se demuestra en el primer set, donde el ilicitano arrasa por 6-1. Sin embargo, una presión absurda aparece para bloquear a Mario en el segundo. Un clásico del tenis, la cabeza dominando a la raqueta. Así se llega al tercer asalto, con todo abierto y mucho en juego. El desenlace ya lo conocéis todos, una bola de partido en contra que termina por enloquecer al español y generar el vídeo viral del día.

Hace tiempo que Mario Vilella ya no es un desconocido para Punto de Break, aquí pudimos entrevistarle hace unos meses en la semana donde disputó el Challenger de Alicante en la Academia de Juan Carlos Ferrero, donde entrena habitualmente. Un chico amable, tranquilo, gran trabajador y amante de la lectura. Todo lo contrario de lo que se ve en ese vídeo que muchos medios no tardaron en distribuir y que, en apenas unos minutos, relacionó su nombre con algunos términos ingratos. Aquí también fuimos de los primeros en compartir las imágenes, es cierto, así que lo justo era ser también los primeros en hablar con Mario y que pudiera expresar su punto de vista.

“Lo primero de todo, quiero pedir disculpas a la gente que le gusta el deporte. Sobre todo a la gente joven, a los niños que les guste el tenis y que hayan tenido que ver esas imágenes desagradables. Tengo que aceptar esta situación y tirar hacia delante, no supe manejar mis emociones durante el partido y eso me pasó factura al final, pagué el descontento que tenía con esa actuación. Me afectó bastante ver que el vídeo se hacía viral, no me considero una persona así”, señala el actual número 262 del ranking ATP.

Todo el mundo ha visto esos 10 segundos de vídeo, pero pocos saben la intrahistoria del encuentro. “Era un partido donde sentí la presión por verme favorito y lo noté desde el inicio. Pese a no ser un buen día para mí, afronté bien el partido y gané fácil el primer set. Luego en el segundo set se me complicó y lo perdí, pero lo acepté bien. El tercero lo luché a morir, dándolo todo, me puse por delante 5-3 e incluso parecía que el otro estaba tirando la toalla, pero sacando con 5-4 se me escapó todo con un par de bolas tontas. Sacando, con 6-5 abajo, hice tres dobles faltas que me hicieron perder la concentración, hasta que llegó el famoso punto donde fallo con mi derecha y se produce el show posterior. Era el último torneo de la gira, quería hacerlo bien, perder así el partido fue demasiado frustrante”, relata el español.

A partir de ahí empezó el aluvión de comentarios y adjetivos de cientos de personas que no conocen a Mario. De personas que ni siquiera entienden lo que se vive dentro de una pista de tenis. “Mucha gente desde fuera no lo entiende, pero para un tenista ese momento es lo más importante que hay. Piensas que si pierdes ese partido, ese punto, pierdes una oportunidad y ya nada vale. Aunque luego pensándolo fríamente no sea así, en ese momento para el jugador es lo más importante que hay, por eso a veces llegamos a esos límites. Yo soy un jugador muy emocional y en ocasiones hay riesgo de que ocurran estas cosas, soy el primero que lo acepto”, asegura el pupilo de César Fábregas, uno de sus mayores apoyos en estos últimos días.

“Tantos mis entrenadores como la gente de mi alrededor me han dado mucho apoyo. Es complicado, yo me lo he tomado bastante bien, pero es jodido que se hable tanto de ti y no sea por algo bueno. ¡Es que ha salido en todo el mundo! Es una pena porque lo único que se vio del partido es ese momento, no se vieron el resto de cosas, solo se habla del final. Esa misma semana Tommy Robredo ganó un Challenger, Pablo Andújar ganó otro, o yo mismo venía de hacer semifinales en Almaty, pero a esas noticias no se les presta atención. Espero que eso cambie con el tiempo”, manifiesta el tenista de 23 años tras una de las semanas más intensas de su carrera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter