¿Qué deben mejorar los jóvenes para asaltar la cima del tenis?

Analizamos qué aspectos técnicos y tácticos deberían pulir cada uno de los mejores jóvenes si quieren derrocar al Big3 y ganar Grand Slams.

Alexander Zverev, aspectos a mejorar. Foto: gettyimages
Alexander Zverev, aspectos a mejorar. Foto: gettyimages

Es difícil recordar un reto a nivel deportivo tan mayúsculo como al que se enfrentan los jóvenes que intentan despuntar desde hace años. El hecho de que tres de los mejores tenistas de la historia hayan coincidido en el tiempo y estén siendo capaces de prolongar sus carreras con éxito más allá de los 30 años está postergando ese relevo generacional que muchos esperaban desde hace un lustro. El temor a que el interés por el deporte rey de la raqueta pierda enteros cuando el Big3 se retire es palpable y de ahí emana la decisión de marketing de la ATP de calificar a los jóvenes bajo el parámetro de la NextGen, organizando ese torneo final en Milán que ya lleva dos ediciones. La pregunta es evidente: ¿Son tan buenos Nadal, Djokovic, Federer y compañía o es que los jóvenes no están a la altura? Como todo en la vida, para entender algo hay parte de verdad en ambas cosas.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Después de que en un Grand Slam más, las semifinales estuvieran copadas por el Big3 y solo hubiera dos jugadores menores de 25 años en los cuartos de final (Karen Khachanov y Alexander Zverev) sin que ninguno de ellos pudiera ni siquiera verse con opciones de ganar sus respectivos partidos, la paciencia de muchos está tocando a su fin. Esta semana han sido dos de las voces más autorizadas del panorama tenístico mundial los que han dado un toque de atención a los jóvenes. Boris Becker y John McEnroe les reclamaban más actitud y cuestionaban su verdadero potencial, mientras que Toni Nadal iba más allá, hablando de una supuesta falta de compromiso y capacidad de resiliencia.

Embed from Getty Images

Sin embargo, no todo es una cuestión de actitud. Si bien es cierto que algunos de estos jugadores han sido capaces de alzarse campeones en torneos Masters 1000 y de tener alguna escaramuza victoriosa en Grand Slam, como es el caso de Tsitsipas en Australia ante Federer, continúan arrastrando la pesada losa que supone verse superados una y otra vez en las grandes citas. Desgranamos todos los aspectos técnicos y tácticos en los que los hombres llamados a destronar al Big3, o al menos a sucederlo cuando éstos se retiren, deberían mejorar para tener opciones en los eventos más importantes del calendario.

-Alexander Zverev: Capacidad de defensa y falta de agresividad y consistencia con su derecha. En cuanto las cosas se tuercen para el alemán, se percibe de manera evidente en la manera de golpear con su drive. No entra en pista y le cuesta mucho atacar, especialmente con tiros paralelos. Los malos resultados acumulados esta temporada han ido carcomiendo su confianza y haciendo que jugara mucho menos agresivo de lo habitual; su brillante tenis se convierte en un placebo cuando juega así. Además, debería trabajar en los desplazamientos laterales y capacidad para cambiar alturas cuando no lleva la iniciativa.

-Stefanos Tsitsipas: Es un tenista tan atípico como talentoso. Sus empuñaduras no son las más habituales y su revés tiene margen de mejora. Sorprende que, ejecutándolo a una mano, le cueste mucho cambiar el ritmo de manera efectiva con buenos reveses cortados. También debería elegir mejor los momentos en los que sube a la red, precipitándose en muchas ocasiones, aunque el mayor margen de mejora lo tiene con el saque. El griego en la pista desplazándose lateralmente, algo realmente curioso ya que esto se trabaja desde edades muy tempranas: golpear y caer hacia delante, nunca hacia un lado. Su servicio podría ganar mucha velocidad si corrige esto.

Embed from Getty Images

-Karen Khachanov: El ruso pecaba en sus primeros años como profesional de atacar cada bola, careciendo de todo orden táctico. Su eclosión se ha debido a la gran capacidad que ha tenido para encontrar el equilibrio entre agresividad y consistencia, pero en momentos tensos pierde ese equilibrio con la derecha. Su revés no desborda tanto, pero es tremendamente consistente. Sin embargo, el drive puede convertirse en la peor pesadilla de un hombre cuya empuñadura le exige una precisión máxima. Debe mejorar por ese lado del juego.

-Daniil Medvedev: Le falta capacidad para subir a la red en el momento preciso y volear con naturalidad. El ruso está jugando dobles con cada vez más frecuencia, lo que puede hacer ver que ha detectado la necesidad de solventar ese problema. Además, necesita mejorar mucho su derecha, un golpe con el que pierde algo de efectividad.

-Borna Coric: Me parece el tenista más completo de todos, pero también el que menos margen de mejora posee. El croata no tiene especiales agujeros en su juego, siendo su gran debe la capacidad de desplegar su mejor rendimiento en los momentos cumbre. Podría ser más agresivo y buscar un segundo servicio que le diera alguna ventaja más.

Embed from Getty Images

-Félix Auger-Aliassime: Es el más joven y, curiosamente, le percibo como el que tiene la posibilidad de ser el mejor. Sus puntos débiles son claramente entendibles por su corta edad; a Félix le falta potencia física para poder desbordar algo más con sus golpes. Es casi imposible estar maduro a nivel físico con 18 años, pero la capacidad de trabajo que tiene el canadiense es el mejor aval para pensar que podrá conseguir grandes éxitos. El segundo saque debe mejorarlo mucho y debería trabajar para ser capaz de cambiar el ritmo con dejadas, cortados y subidas a la red.

-Álex de Miñaur: El australiano es el que mejor defiende, con diferencia. En tiempos de cañoneros, encontrar un tenista tan estable y aguerrido como él no es sencillo. Sin embargo, con eso no basta. Al igual que Aliassime, necesita fortalecerse para imprimir mayor velocidad a sus golpes y ser más desequilibrante en los ataques. Posee una gran capacidad para jugar en la red, por lo que a poco que sea capaz de ser agresivo, podría ser un tenista letal, especialmente en hierba, donde sus tiros planos y cortados adquieren un estatus superior.

-Denis Shapovalov: Potencial enorme, como enorme también es su desconcierto táctico. El canadiense parece incapaz de domar esa capacidad de imprimir golpes tremendamente potentes en todo contexto. Presa de su propio talento, Denis deberá asumir la necesidad de renunciar a algo de potencia y tener que trabajarse los puntos. En esta racha negativa que acumula, todos los partidos tienen un denominador común: innumerables errores no forzados. El canadiense quiere matar moscas a cañonazos, y para tener éxito no se requieren solo grandes golpes, sino mucho sacrificio e inteligencia en pista.

Embed from Getty Images

Todos ellos ya saben lo que es formar parte del top-25 del ranking ATP, por lo que su potencial está fuera de duda. La gran incógnita es si los tirones de oreja recibidos estas semanas por figuras de renombre en el mundo del tenis les harán ponerse el mono de trabajo, asumir que tienen mucho margen de mejora y trabajar para ello. Nunca es fácil para un tenista hacer cambios sustanciales en su juego y hacerlo es algo que diferencia a los mejores. Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer han sido, son y serán ejemplos de cómo ir adaptando su juego a las necesidades que van surgiendo, sin temor a salir de su zona de confort y explorando sus límites una y otra vez. ¿Podrán hacerlo los más jóvenes? Y aún más importante, ¿serán capaces de lograrlo antes de que el Big3 diga adiós en lo más alto?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter