Rafa Nadal: “El reto ahora es volver a jugar bien sobre hierba”

Conquistado su duodécimo Roland Garros, el tenista español descansará unos días antes de poner el foco en su próximo desafío del calendario: Wimbledon.

Rafa Nadal. Fuente: Getty
Rafa Nadal. Fuente: Getty

No han pasado ni 24 horas desde que Rafael Nadal capturara su duodécimo triunfo en Roland Garros tras superar a Dominic Thiem en la final por segundo año consecutivo. Suficiente para que el español haya saboreado las mieles del éxito y comience ya su período de descanso. Pero el descanso físico no tiene nada que ver con el descanso mental, donde el manacorense ya comienza a ubicar su próximo reto. En una charla esta mañana con Radio Nacional de España, el actual número 2 del mundo habló sobre sus aspiraciones en Wimbledon y su felicidad actual tras una nueva conquista en París.

Pero antes toca repasar lo sucedido ayer. “No es una locura, es una realidad que se hace difícil de imaginar y que me me hace estar muy contento”, confirma el balear al comienzo de la entrevista. Solo el paso del tiempo nos dará luz acerca de este hecho, el hecho de conquistar doce veces un mismo Grand Slam. Un camino surrealista que el propio Rafa hace que parezca fácil.

“Gané un primer set muy importante y el segundo se me escapó al final, había sido un set muy igualado. Era un partido muy apretado entre dos de los mejores jugadores del mundo, además en una final de Grand Slam, lo normal es que este tipo de partidos sean difíciles, uno no puede esperar que sea sencillo, hay que aceptar la adversidad. Después de perder el segundo set tuve la opción de pensar qué cosas no estaban funcionando bien y a partir de ahí ponerle solución”, recuerda el español.

De 2005 a 2019, quince participaciones resueltos con doce títulos, una retirada y dos derrotas. El viaje comenzó teniendo Nadal 19 años, hoy tiene 33, aunque hay cosas que no cambian. “Como todos, cuando van pasando los años uno sufre una evolución. Las cosas básicas de la vida no han cambiado para mí y, evidentemente, lo que sí que ha cambiado es que ahora tengo quince años más, esto sí que ha cambiado desgraciadamente”, confesó entre risas.

“Ahora toca descansar un poco y a partir de la semana que viene ya empezaremos a pensar en el próximo torneo. Es un trabajo diario, otra vez aprehender a jugar en hierba, al final creo que solamente he jugado un torneo al año sobre hierba en las últimas cuatro temporadas. Otra vez toca entender cómo jugar sobre esta superficie, pero es algo que me gusta, algo divertido, algo en lo que me gusta trabajar. Es el reto de ser capaz de jugar bien otra vez en hierba, una superficie que se me ha dado bien en el pasado y, cuando estoy bien físicamente, me encanta jugar sobre ella”, asegura el manacorense, quien salió campeón de Wimbledon en dos ocasiones.

Es un lunes cargado de felicidad por el título obtenido, pero también el momento perfecto para hacer balance de las dificultades sufridas en el pasado. “No sé lo que pueda pasar en el futuro, no hay ningún tipo de racha. Vengo de una época en la que he pasado diversos problemas físicos, esto es una realidad, cuando uno encadena esto de manera sucesiva llega un momento que se hace complicado salir hacia delante, pero creo que he tenido la capacidad de seguir trabajando diariamente con ilusión y gracias a ello me he dado la oportunidad de llegar aquí preparado. Lo único que puedo hacer por mi parte es seguir haciendo las cosas de la manera adecuada y seguir dándome oportunidades de jugar al tenis con las máximas opciones posibles

LA APUESTA del día

Comentarios recientes