Nadal desbloquea el '12'

Se convierte en el primer tenista de la historia en conquistar doce veces un mismo Grand Slam. Supera los Once Open de Australia de Margaret Court.

Rafa Nadal posa con su nuevo trofeo. Fuente: Getty
Rafa Nadal posa con su nuevo trofeo. Fuente: Getty

Pasan las temporadas y es raro el año en el que no leamos un nuevo récord en manos de Rafael Nadal. Ya sea por sus cifras en Roland Garros, sus estadísticas en tierra batida o sus datos de vigencia dentro del top10. Sin embargo, el dato que rescatamos este domingo es quizá uno de los más grandes, quizá el más importante en una época donde nos creemos que ya todo está inventado. Pues no, porque ha sido el balear este domingo el primer tenista de la historia en ser capaz de ganar en doce ocasiones un mismo Grand Slam en categoría individual. Hagamos un repaso de los nombres legendarios que ha dejado atrás.

Molla Mallory – 8 US Open. Esta tenista noruega, aunque nacionalizada estadounidense, fue la primera en la historia en poner el listón tan alto. Nacida en 1884, Molla vivió su máximo esplendor en los años 20, lejos todavía del profesionalismo. Eran tiempo donde ni siquiera existían los cuatro Grand Slams, así que decidió poner todo el foco en el US Open, el de casa. Allí se presentó por primera vez en 1915 y el resultado no pudo ser mejor: campeona. A partir de ahí completaría quince presencias en el certamen norteamericano, quedando únicamente fuera de semifinales en 1927. El resto de intentos se solventaron con semifinales (14), finales (10) o títulos (8). Aquellas ocho coronas parecían inalcanzables y no fueron más porque una tal Hellen aparecería en su camino para robarle algunas copas.

Hellen Willis Moody – 8 Wimbledon. Es la mujer que impidió que Mallory alcanzara los diez entorchados en Nueva York, lugar donde llegaría a sumar siete títulos. Sin embargo, no sería el US Open el escenario del que más rédito sacaría. Ese lugar fue Wimbledon, certamen que disputó en diez ocasiones. En la primera quedó subcampeona, en la segunda perdió en primera ronda, en las ocho restantes nadie pudo pararla. Llama la atención que entre 1934 y 1938 solo compitiera en dos Grand Slams, ambos en Wimbledon, demostrando que ni la inactividad podía frenar la grandeza de esta norteamericana.

Roger Federer – 8 Wimbledon. El salto que damos en la historia es tan importante como el jugador al que llegamos. Dicen que el mejor de todos los tiempos, en parte, gracias a las ocho veces que el mundo le vio conquistando el All England Club. La primera en 2003, la última en 2017. ¿Es posible mantenerse competitivo habiendo pasado catorce años entre el primer paso y el último? Para el suizo todo es posible, incluso pelear por los Grand Slams a los casi 38 años. Su legado será eterno, también por sus 5 US Open, 6 Open de Australia y 1 Roland Garros, pero es en Wimbledon donde nació su leyenda y, probablemente, donde la veamos poner el punto y final.

Martina Navratilova – 9 Wimbledon. No nos movemos del césped londinense, es turno de chocar contra la mujer más dominadora de la historia en aquel torneo. Una jugadora nacida para atacar, crear, brillar en la red y recibir el aplauso al volver a fondo de pista. El público más respetuoso y digno del circuito vio a Martina conectar allí nueve finales consecutivas, ¿cómo no familiarizarse con ella? En total fueron nueve campeonatos para la checa nacionalizada estadounidense, solamente Steffi Graff en un par de ocasiones y Conchita Martínez supieron cómo pararla en el partido definitivo.

Margaret Court – 11 Open de Australia. Hasta el día de ayer, el mayor récord de los Grand Slams en el archivo. Toca hablar de los años 60 y comienzo de los 70, toca hablar de Margaret Jean Court. Ese nombre y ese apellido se propusieron cruzar la barrera de la historia y sumar 24 campeonatos de Grand Slam, siendo todavía la cifra más alta de un tenista individual en conjunto. Pero solamente en Australia fueron once de ellos, un torneo que hoy tiene una pista a su nombre. Catorce participaciones en Melbourne, doce finales y once títulos. Habría que hablar de sus rivales en la victoria, pero acabamos antes mencionando a Billie Jean King, la única mujer capaz de ganarle allí una final. Un récord mundial que ha durado 46 años y que esta tarde murió a manos de Rafael Nadal Parera.

Rafael Nadal – 12 Roland Garros. Donde caben once, caben doce. No fue en Australia, torneo en el que Rafa solo pudo reinar una vez, pero su venganza llegaba siempre cinco meses después, en París, el suelo donde quedará grabado a fuego su historia. Campeón desde el primer año que lo disputó, en 2005, el balear ha puesto ya las doce velas en Roland Garros, al mismo tiempo que ascendía al Olimpo a Robin Soderling y Novak Djokovic, únicos jugadores capaces de ganarle allí. Con este nuevo registro se abre un nuevo abanico de posibilidades, las que él mismo quiero poner. El año que viene, a estas alturas del calendario, es fácil que este artículo haya quedado obsoleto.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter