El mejor Thiem desquicia a Djokovic en una oda al tenis

El tenista austríaco Dominic Thiem consiguió acceder a la final de Roland Garros, al derrotar en cinco combativos sets a Novak Djokovic.

Dominic Thiem en París. Foto: Getty Images
Dominic Thiem en París. Foto: Getty Images

A veces en el tenis, el esfuerzo y el buen hacer sobre la pista no son suficientes para poder ganar un partido. Esto es lo que pensará Novak Djokovic después de haberse dejado la piel en la Philippe Chatrier y no haber podido cosechar más que los aplausos de la grada y una palmadita en la espalda de su rival victorioso. Llegaba con algunos problemas el jugador serbio visto lo visto en el día de ayer, donde veía como Thiem le estaba ganando la partida en todos los aspectos. La lluvia le ayudó para suspender el partido y plantear hoy una estrategia un tanto diferente a la planteada desde el primer momento.

A pesar de no haber conseguido que diese sus frutos, si algo ha dejado patente Djokovic es su gran carácter y motivación por seguir peleando por el mayor número de Grand Slams. La ilusión de ganar cuatro torneos majors de manera seguida hoy llegó a su fin, al caer ante Dominic Thiem por 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5 en cuatro horas y 13 minutos de juego. Es muy probable que si éste partido se hubiera producido bajo otras condiciones, el resultado podría haber sido opuesto. Y es que cuando el partido se iguala, entran en juego los intangibles que decantan la balanza de un lado u otro, y no afronta de igual manera ésto un jugador con la presión de Djokovic que la de Thiem.

No ha sido la gira de tierra soñada por Thiem, donde tan solo su título en Barcelona es de las pocas cosas positivas que se lleva, pero lo que sí es verdad, es que demuestra una capacidad tremenda para competir bajo cualquier circunstancia. El austríaco a pesar de que las cosas no le vayan como él mismo quisiera, siempre compite ante cualquier tenista.

[getty:1154576173]

Tras la reanudación del partido con 3-1 en el tercer set, la igualdad fue máxima. Un duelo de tú a tú entre ambos, en el que el revés del austríaco no fluía del todo pero le bastaba con jugar intenso de piernas para mantener la igualdad. Hubo muchas alternativas, con Djokovic rompiendo el servicio nada más reanudarse el encuentro y poniendo el empate en el marcador. La igualdad se mantendría hasta el final del set, donde Thiem en el undécimo juego conseguía romper el servicio del serbio y con su saque cerrar la tercera manga por 7-5.

Djokovic se veía con la soga al cuello. Tras el descanso, salió enrabietado a la pista el serbio, y aprovechando una cierta relajación de su rival, se situó con break arriba. Lejos de venirse abajo, Thiem reaccionó y equilibró el marcador. El público disfrutaba muchísimo y se volcaron con ambos jugadores al ver el esfuerzo que estaban haciendo. Cuando parecía que el encuentro se iba a resolver en el tie-break, Djokovic sacó fuerzas de donde no las había para romper el saque de Dominic y con su servicio llevarse el tercer set por 7-5 y forzar la quinta manga.

[getty:1154593102]

Quinto set y drama en la pista. Público entregado ante el sacrificio titánico de Djokovic, y el coraje y pundonor de Thiem. El serbio no soportó la presión, y perdió el servicio en los primeros compases de la quinta manga. Si algo faltaba en el partido era la nueva aparición de la lluvia, y así fue. Con 4-1 y (40-40) el partido se suspendió momentáneamente, algo que benefició nuevamente a Djokovic que al igual que ocurriese en la primera reanudación, rompió el servicio de Thiem y volvía a poner la igualada al partido. Cosas del tenis. Pasar de un posible 1-5 al 3-4. Dominic supo sufrir y con sangre fría se mostraba mucho más acertado con el resto que con el saque, algo que provocaría que Djokovic en constantes ocasiones se desesperara. Con este triunfo, Dominic Thiem accede a la final de Roland Garros, y será el rival de Rafael Nadal en la que posiblemente sea: la final que todo el mundo estaba esperando.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter