Barty arrasa y se lleva Roland Garros

La australiana pasa por encima de Vondrousova dando un recital de juego variado para ganar su primer Grand Slam y salir de París como nueva 2 del mundo.

La australiana conquista su primer Grand Slam en París. Foto: Getty
La australiana conquista su primer Grand Slam en París. Foto: Getty

Se esperaba una final muy igualada pero no lo fue. Ashleigh Barty pasó por encima de Marketa Vondrousova para convertirse en la nueva campeona de Roland Garros en categoría femenina. La australiana ha tumbado a la checa por 6-1 y 6-3 en apenas 1 hora y 10 minutos. Dominio incontestable de Barty ante una Vondrousova muy tensa y errática, lejos del nivel que le había llevado a la final, a la que había accedido sin ceder una sola manga. La australiana se convierte en nueva número dos del mundo, nadie de ese país había estado tan arriba en mujeres desde 1976. Sucede a Samantha Stosur como campeona 'aussie', desde que ésta ganara en el US Open de 2011.

Una de las finales más igualadas e imprevisibles que se recuerdan en Roland Garros en el cuadro femenino daba comienzo en la Philippe Chatrier bajo un cielo encapotado. Ashleigh Barty, 23 años, y Marketa Vondrousova, solo 19, se citaban por el título de campeona en el segundo Grand Slam del año, buscando su primer título de Grand Slam.

Como ocurriera ante Anisimova, la australiana arrancaba el partido a tope de revoluciones, con la firme intención de avasallar a la checa. Con un tenis sólido, agresivo y muy variado, la oceánica se escapaba pronto en el marcador. Vondrousova estaba siendo presa de los nervios, del agarrotamiento físico y también mental. Sin la consistencia que la había llevado a la final, la checa no conseguía mandar, y tampoco estaba cómoda a la contra, recibiendo continuamente los golpes ganadores de Barty, que mandaba a placer.

Punto a punto se le escapaba el primer set a Vondrousova. En un visto y no visto la australiana ya se imponía por 4-0 y saque. Ahí la checa tuvo una ligera reacción y aprovechaba la lógica relajación de Barty para arrebatarle el saque y salvar el rosco. Poco más que eso. La dinámica era la misma. Barty sacando a base de 'winners' a la checa, muy defensiva, poco valiente, demasiado a expensas del tenis brillante de Barty, sólida con el revés, agresiva con la derecha, muy acertada con las aproximaciones a la red con ese cortado que hacía parecer que el choque era sobre pista de hierba. En media hora escasa, la octava cabeza de serie del cuadro se hacía con el primer set, demasiado cómodo, por 6-1. Tan solo dos golpes ganadores para Vondrousova, casi imposible así revertir la situación.

Un cambio radical tenía que dar el partido en la segunda manga para ver otra cosa. Nada más lejos. Tras un juego muy disputado, Barty rompía una vez más el saque de Vondrousova, minando más la moral ya bastante maltrecha de la checa. Marketa no era capaz de subir sus prestaciones y arrinconar en el fondo de pista a la oceánica. Siempre a remolque, desquiciada ante el arsenal de golpes de Barty. Tuvo opción la europea de recuperar la desventaja pero se le escapó la oportunidad y Barty afianzaba el 'break' para dejar la final relativamente cerca de su final.

A Vondrousova se le estaba pasando todo muy rápido, demasiado. Barty quería solventar el duelo por la vía rápida y cerca anduvo de colocar otra ruptura en el marcador. La checa resistía de milagro, sacando fuerzas de flaqueza, sacando el orgullo que era lo único que parecía quedarle en el raquetero, lo único que podía en estas instancias hacer revertir la situación tan desfavorable que tenía. Mantenía la distancia de una ruptura, Barty sabía que manteniendo su servicio le valía. No sufría apenas con su saque, tremendamente fiable. Con 5-3, vio la oportunidad de morder, de no tener que sacar para título. Se fue a por la checa y con éxito, acabando la faena y cerrando por 6-3 el choque. Un choque dominado de principio a fin por la 'aussie', con 19 'winners' suyos por solo 5 de la checa. Un rodillo para suceder a Stosur como campeona australiana. Ahora, el número 1 a tiro, a menos de 200 puntos de Naomi Osaka. Quién lo iba a decir.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes