Roland Garros 2019: Análisis de la final femenina, Barty-Vondrousova

Ashleigh Barty y Marketa Vondrousova protagonizan este sábado una de las finales más inesperadas de los últimos años. La Nº8 contra la Nº38, todo abierto.

Barty o Vondrousova, una será campeona de Roland Garros. Fuente: OnManorama
Barty o Vondrousova, una será campeona de Roland Garros. Fuente: OnManorama

Si hay alguna persona que hace quince días hubiera imaginado esta final, que de un paso al frente ahora mismo […] Como veo que nadie se mueve, vamos con el análisis. Estamos en una época donde el circuito femenino se ha convertido en una ruleta de la fortuna donde el premio puede tocar en casi cualquier casilla. No son casillas malas, ni mucho menos, pero son tantas y tan variadas que uno ya no sabe cómo acertar en los pronósticos. Dentro de esta baile de nombre, esta vez han sido Ashleigh Barty y Marketa Vondrusova las elegidas para competir en la gran final, peleando por levantar el primer título de Grand Slam de sus carreras. Una oportunidad de oro en un escenario inigualable como es Roland Garros, ¿quién se llevará el trofeo a casa?

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

La primera es ganar su duelo de semifinales fue Marketa Vondrousova, una joven de 18 años que solamente ha acaparado algunos focos con su pase al partido del domingo. Llegaba a París sin mucho cartel, dejando buenas sensaciones en sus últimos torneos de Grand Slam, pero lejos todavía de imaginar una evolución tan bestia como para encadenar seis victorias consecutivas. Ni Carla Suárez, ni Sevastova, ni Martic, ni Konta han sido capaces de arráncale un set a la jugadora checa, mostrándose muy sólida en todos los aspectos y con una madurez impropia a su edad. Tanto que ni siquiera el triunfo de hoy lo celebró como tocaba, subrayando que todavía le queda un paso por dar para cumplir su sueño.

En la otra esquina, llegaba Ashleigh Barty para demostrar que su tenis de ataque y sus genes oceánicos no están enfrentados con rendir a un nivel alto sobre la tierra batida. Nunca fue su superficie, ella es la primera en confirmarlo cada vez que arranca la gira, pero este año todo cambió desde que puso los pies en el top10. Ahora ya compite en cualquier lugar, incluido en un torneo donde jamás había superado la segunda ronda. Ahí estaba su límite, una victoria en 2013 y otra en 2018. En su sexta participación el viaje se transformó hasta el punto de que su nombre se verá este domingo como el de favorita al título. Por ranking, siendo la única top25 en alcanzar las semifinales, y por ese juego variado que enloquece a las rivales, la de Ipswich se ha destapado como la gran sensación de la temporada WTA.

De momento no existe una gran rivalidad entre estas dos jugadores, solamente dos antecedentes (Birmingham 2017 y Cincinnati 2018), dando como resultado dos triunfos a favor de la tenista australiana. Los dos encuentros se dieron en pista rápida, uno en hierba y otro en dura, por lo que la condición de competir ahora sobre tierra batida es el gran factor que podría darle un giro a este H2H. Ya venía avisando Vondrouosva con su peligrosidad sobre polvo de ladrillo, habiendo ganado en esta gira a raquetas como Kuznetsova, Halep o Kastakina. Por su parte, Barty tuvo su apogeo este año con el triunfo en el Premier Mandatory de Miami, aunque sus cuartos de final en Madrid ya nos decían que sus aspiraciones en arcilla podían ir a más.

Lo bonito del partido es que estamos ante una oportunidad de oro para las dos. Ninguna había pasado nunca de cuartos de final de Grand Slam, pero este domingo una será campeona por primera vez. La australiana tiene 23 años, la checa tiene 19 años, datos que nos empujan a seguir creyendo que la renovación de nombres en el circuito femenino es una realidad que nos abraza día a día. En juego está también un buen salto en el ranking, pudiendo Vondrousova quedarse a las puertas del top10 en caso de ganar el título, y pudiendo Barty alcanzar el Nº2 mundial siempre y cuando acabe levantando el trofeo. Un partido abierto, emocionante, con varios premios y objetivos en juego, pero lo más importante es que la gente que se siente al frente del televisor no sabrá cuál de las dos tendrá una tarde de gloria y quién derramará lágrimas de tristeza en el vestuario. Al fin y al cabo, esa es la máxima del deporte de élite, lo divertido de no saber qué va a pasar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter