La frustración de Federer materializada en una imagen poco habitual

Siempre es duro perder para un competidor nato como Roger Federer, y aún más es hacerlo viéndose claramente superado por uno de tus archienemigos históricos en la pista, como es Rafael Nadal. El suizo terminó el partido sin argumentos ni esperanza, y tras encajar un break en el tercer parcial, perdió los nervios y lanzó la pelota con todas sus fuerzas hacia la grada. Se desconoce si sacó la bola de la Philippe Chatrier o cayó en manos de algún agraciado. Roger recibió un warning por abuso de bola, en algo muy poco habitual en su carrera.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes