Aplazado al sábado el partido entre Djokovic y Thiem

La organización suspende la jornada por lluvia cuando Dominic Thiem dominaba 6-3 3-6 3-1 y saque ante el número 1 del mundo, Novak Djokovic.

Dominic Thiem. Foto: Getty
Dominic Thiem. Foto: Getty

En uno de los días más complicados meteorológicamente entre los que sí se han jugado partidos de Roland Garros -venimos de un día anterior suspendido en su totalidad-, Dominic Thiem y Novak Djokovic tendrán que medirse de nuevo en el día de mañana sábado después de que primero un viento incontenible, incomodísimo, el mismo que sufrieron Vondrousova, Konta, Barty, Anisimova, Nadal y Federer, y después la lluvia pronosticada en París condicionaron por completo el transcurso de los dos sets y medio jugados y aplazaron el desenlace de la segunda semifinal masculina.

Tras el encuentro que ha otorgado a Nadal un lugar en la final del domingo -si se respeta el calendario clásico y no se rehace por los acontecimientos-, Novak y Thiem comenzaron su cita de semifinales completamente condicionados por el viento, que creó continuos remolinos en la pista y creó mucha incomodidad en cada armada del golpe y en la natural movilidad de los jugadores. A ello, cabe decirlo, comenzó adaptándose mejor un Dominic Thiem impresionante con su servicio.

Hasta tal punto llegó la excelencia con su servicio que conectó 15 de los primeros 16 puntos con primer saque y para más colmo, ganó todos los puntos menos uno con su saque en el primer set. De los cuatro turnos al servicio, de los 17 puntos disputados con su saque, el austriaco ganó 16, una auténtica proeza teniendo en cuenta que el jugador que tenía enfrente era uno, si no el mejor, restador de la hsitoria del tenis. Un Novak Djokovic fuera de foco y concentración a causa de un imposible viento.

No obstante, la competitividad del serbio está muy por encima de un contratiempo de este calibre. Al menos en lo que se refiere a una porción de tiempo concreto. El de Belgrado supo rehacerse, meter más bolas en pista, aunque su cuerpo siguiera necesitando de corregir cada posición y cada tiro, y Thiem, que por lógica tenía que bajar su nivel al servicio, perdió el terreno ganado y en un mal juego con su saque, Novak rompió la pared mental e igualó una contienda que venía avisando de posible suspensión.

Esta llegó con 3-1 para el austriaco, que se va al hotel con ventaja en el marcador y tras haber rompiendo el servicio del número 1. Mañana sábado, a la espera del orden de juego, Thiem sacará para colocarse 4-1 y acercarse un poco más a la final ante Nadal. Djokovic, si el tiempo acompaña, tiene todavía mucho margen para reconducir la situación y soñar con el cuarto título de Grand Slam consecutivo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter