Djokovic reacciona con fiereza al amago de Zverev

El serbio llegó a restar para mantenerse en el primer set, pero subió su nivel y diluyó toda esperanza de su rival, venciéndo en 3 mangas.

Novak Djokovic en Roland Garros 2019. Foto: gettyimages
Novak Djokovic en Roland Garros 2019. Foto: gettyimages

Acción, reacción. El emperador más cruel y autoritario con sus vasallos ha vuelto. Novak Djokovic transmite de nuevo esas sensaciones que han caracterizado los mejores compases de su carrera deportiva. Ese jugador capaz de ganar partidos ante los mejores del mundo sin necesidad de desplegar su mejor tenis, ese hombre de voraz ambición que en cuanto se ve apretado saca todo su coraje y aura ganadora para poner las cosas en su sitio. Alexander Zverev osó poner en jaque durante la primera manga al serbio y lo pagó caro. Recibió un rapapolvo de los que hacen historia, para terminar cediendo en tres parciales y con una sensación de inferioridad que puede dejarle muy tocado. Roland Garros 2019 ya tiene la otra semifinal soñada. Djokovic ganó 7-5 6-2 6-2 y se cita con Dominic Thiem.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Embed from Getty Images

La falta de confianza con la que llegaba el alemán a este torneo despertaban muchas suspicacias entre todos los aficionados. Eran muchos los que no le veían capaz de alcanzar la antepenúltima ronda, por lo que Sascha debería abandonar satisfecho por haber hecho valer su condición de cabeza de serie y perder con alguien mejor que él. El problema radica en la diferencia que se apreció entre ambos. La primera manga discurrió con un Zverev absolutamente crecido, ofreciendo ese nivel de tenis del que solo dar destellos en esta temporada. Tenía recluido por detrás de la línea de fondo al serbio, un muro sin capacidad de gran contraataque. Sin embargo, todo cambió cuando el alemán se disponía a sacar para adjudicarse el set. Volvieron los fantasmas y se agigantó la figura del número 1 del mundo al otro lado de la red.

Se puso el mono de trabajo, aunque más bien pareciera de alquimista porque Novak fue capaz de hacer magia durante media hora. Le sirvió para dilapidar cualquier esperanza de su rival, atolondrado ante la reacción de un hombre que pasó de estar acorralado a dominarle con puño de hierro en el segundo set. Siete juegos consecutivos, sensaciones inmejorables y displicencia absoluta en pista. Pudo frenar la sangría el alemán gracias a su saque, y llegó a tener dos bolas de rotura en el primer juego del tercer set. Hasta ahí llegó la resaca de la reacción imperativa del serbio. Pero Alexander era un hombre sin esperanza. En su cabeza pesaba una verdad absoluta, dolorosa e irrefutable: está muy lejos del mejor Djokovic.

Embed from Getty Images

Fue la crónica de una muerte anunciada el tercer parcial, con Novak cómodo y permitiéndose licencias en forma de errores infantiles y dobles faltas. Tan superior se sentía que cuando perdía un punto de fondo de pista se lamentaba amargamente e incluso tiraba la raqueta. Mejor no imaginarse lo que pasaría por la mente de Alexander Zverev en esos momentos. Victoria cómoda que otorga gran confianza a un hombre cuyo siguiente rival se lo pondrá mucho más difícil. Dominic Thiem aceptará y aprovechará cualquier licencia que pudiera darle el serbio, por lo que Novak Djokovic no podrá despitarse ni un ápice. La final de Roland Garros 2019 ya se atisba.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter