Batacazo inesperado de Naomi Osaka en París

La actual número uno del mundo se despidió de Roland Garros en tercera ronda, al caer de manera contundente ante la checa Katerina Siniakova.

Naomi Osaka en París. Foto: Getty Images
Naomi Osaka en París. Foto: Getty Images

Pocos podían esperar que una de las grandes favoritas a ganar el título, fuera eliminada por la número 42 del ránking WTA en la tercera ronda de Roland Garros 2019. Así es el deporte, así es el tenis. Imprevisible como la vida misma, con alegrías y decepciones, y Naomi Osaka ha experimentado en el día de hoy el lado más amargo, al caer ante la checa Katerina Siniakova por un contundente 6-4 y 6-2 en una hora y 17 minutos de juego.

Llegaba a París insegura tras su retirada por lesión en Roma, pero en los primeros partidos ya se veía que no se encontraba del todo cómoda, pero finalmente por coraje y sobre todo talento, conseguía sacar adelante sus partidos ante Schmiedlova y Azarenka. Hoy ante Katerina Siniakova, no se la veía con esa frescura de la que hizo gala durante los primeros meses de competición. Se desconoce si tiene alguna molestia física, pero la japonesa no parece estar al 100% ni mucho menos. Y para poder competir en un gran torneo como éste, no se puede venir a especular y hoy lo pagó caro ante una jugadora capaz de crear problemas a cualquier tenista.

La de Hradec salió a la pista sin nada que perder y mucho que ganar, lo que la llevó a jugar de una manera totalmente alegre y descarada, para regocijo del público. Osaka era letal al resto, como atestiguan sus siete pelotas de break en el primer set, pero Siniakova jugó de tú a tú a la nipona y mantuvo el pulso, consiguiendo salvar todas las bolas de break que tuvo en su contra. (7/7 breaks point salvados), todas ellas jugando de una manera muy inteligente que hacía desesperar a la número uno del mundo.

[getty:1152807010]

Lejos de que en su cabeza aparecieran algunas dudas al ver como Osaka le apretaba en cada juego al saque, Siniakova se activó al resto y jugó a tumba abierta. Naomi se le veía superada por la situación y comenzó a encadenar error tras error, finalizando la primera manga con 16 errores no forzados. Siniakova aprovechó la situación y se llevó la primera manga por 6-4.

Se podía pensar que Osaka había sufrido un despiste y reaccionaría pero nada más lejos de la realidad. Siniakova ya se lo creía, y nadie iba a sacarla de su sueño. El sueño se hizo realidad a base de un juego sencillamente espectacular, en el que la checa siguió llevando la batura del encuentro. Osaka no encontró la manera de dominar el partido en ningún momento, y tras 77 minutos, se vio eliminada de un torneo para el que estaba llamada a ganar, y es que Naomi venía de encadenar dos títulos de manera consecutiva en Grand Slams – US Open 2018 y Open de Australia 2019 -. Katerina Siniakova, por su parte, avanza a octavos de final, donde se medirá a la vencedora del duelo que enfrentará a la rusa Anna Blinkova y a la estadounidense Madison Keys.

Comentarios recientes