Aliona Bolsova, entre apuntes en la arena de París

Tiene un examen la semana que viene en la Universidad de Barcelona pero eso no le impide seguir dándolo todo en Roland Garros.

Aliona Bolsova, durante su partido de hoy ante Cirstea. Foto: Getty
Aliona Bolsova, durante su partido de hoy ante Cirstea. Foto: Getty

Es difícil cruzarte estos días con Aliona Bolsova y no verla sonriendo. Resulta imposible borrarle la sonrisa de la cara a la tenista española, que continúa su camino en París en el que es su primer Grand Slam, y no puede estar aprovechando mejor ya que hoy ganó su quinto partido consecutivo para meterse, desde la previa, en la tercera ronda de Roland Garros.

Tiene 21 años pero apenas lleva un año dedicada al 100% en el circuito femenino. Aliona tiene una mente inquieta y hace unos años decidió dejar el tenis para irse a Estados Unidos a estudiar con una beca. Desde el año pasado, tras regresar a España, compagina los estudios en la Universidad de Barcelona con el tenis, algo que le hace tener la mente ocupada casi las 24 horas del día.

"Hice el Bachillerato, luego la selectividad y después me fui a Estados Unidos con una beca", nos cuenta a los periodistas españoles, una hora después de su partido ante Cirstea. "Estuve dos años fuera del circuito profesional. En el tercero seguí yendo a la Universidad pero empecé a ir a torneos sueltos. El año pasado, en mayo, regresé de la Universidad en Estados Unidos y ahí comencé a hacer un calendario completo. Mi idea era seguir yendo a la Universidad, jugar en verano y volver, pero me fue bien y empecé a sostenerme económicamente y me quedé en Barcelona", continúa.

"El primer año en EEUU estudié Diseño de Moda y el segundo año, Historia. ¡Es que quiero estudiar tantas cosas!", comenta risueña. "Ahora estoy en Barcelona haciendo una carrera que es Historia, Geografía e Historia del Arte. Considero que tengo un punto artista. Me gusta dibujar", reconoce la tenista, que mientras charla con nosotros, recuerda que la semana que viene tiene una cita importante, y no hablamos de la final femenina de Roland Garros. "El sábado que viene tengo examen, por lo que espero no tener que estar en la final", bromea entre las risas de todos. "Debería empezar a estudiar, por cierto", se dice a sí misma.

Para Aliona, todo esto que está viviendo en París le viene de nuevas por lo que intenta rodearse de profesionales que le ayuden a gestionar mejor los nervios antes de partidos importantes como los que está teniendo esta semana en París. "Estoy trabajando con una psicóloga. Trabajo mucho la positividad, la respiración, la visualización. Son cosas súper nuevas para mí. Nunca me había involucrado al 100% en el tenis y estoy empezando a hacer estas cositas para aprender a ser más profesional", explica.

Ronda a ronda en este Roland Garros, suele repetir una frase que habla mucho del estado de ánimo por el que pasa. "Estoy que no me lo creo", confiesa sonriente, con la misma ilusión de una niña pequeña que ve cumplirse uno de sus sueños. "Hasta que no he acabado el último punto no me lo creía. Lo veía cerca pero se me escapaba. Estoy eufórica, es que no me lo creo. Hace dos días estaba en la Qualy y ahora en la tercera ronda. Estoy muy contenta de que den frutos todos estos meses de trabajo. Solo tengo ganas de seguir disfrutando de este maravilloso torneo", termina diciendo Bolsova, que se despide con un mensaje cuando le preguntan con qué sueña ella "Solo quiero ser la mejor deportista que pueda". A por ello va.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes