Azarenka: "Estoy lista para jugar contra las mejores jugadoras"

Hacía 4 años que no ganaba un partido en Roland Garros y viene de cargarse a una ex campeona. Ahora pones sus miras en la nº 1, Naomi Osaka.

La bielorrusa chocará con Naomi Osaka en segunda ronda de Roland Garros. Foto: Getty
La bielorrusa chocará con Naomi Osaka en segunda ronda de Roland Garros. Foto: Getty

Poco a poco vamos viendo vestigios de una gran campeona. La bielorrusa Victoria Azarenka está dando pasitos de forma ininterrumpida en pos de recuperar antiguos galones cerca de la treintena de edad. La de Minsk está en segunda ronda de Roland Garros ganando por primera vez un partido en París desde 2015. Competitiva hasta el extremo como es ella, no se pone techo y tras tumbar a la campeona de 2017 Jelena Ostapenko quiere ahora hacer lo propio con la número uno del mundo y vencedora de los dos últimos majors Naomi Osaka.

Era uno de los duelos más señalados de la primera ronda de Roland Garros 2019 en el cuadro femenino. El choque entre dos antiguas campeonas de Grand Slam aunque de diferentes generaciones. Victoria Azarenka, buscando reverdecer viejos laureles y Jelena Ostapenko, más o menos en la misma línea que la bielorrusa. En un choque donde los restos se impusieron a los saques, Azarenka impuso su mejor estado de forma y de confianza para llevarse un choque muy igualado hasta el final donde prevaleció por 6-4 y 7-6.

"Para mí era un duelo tremendamente esperado. Nunca me había enfrentado a ella", reconocía en sala de prensa Vika Azarenka. "Ella es una de esas jugadoras de las que nunca sabes qué esperarte. No da mucho ritmo al partido. Para ser la primera ronda, era realmente peligroso para mí porque es importante al principio encontrar el ritmo. Con una jugadora así enfrente, necesitas averiguar la manera de poder ganarla y creo que hoy lo conseguí", admitía la doble campeona del Abierto de Australia.

Azarenka llegaba a París en muy buena línea, haciendo cuartos de final en Stuttgart y más adelante en Roma, sin notables resultados para una jugadora que está en proceso de recuperar su mejor versión y teniendo en cuenta que la arcilla no es su superficie predilecta precisamente aunque en París tiene unas semifinales, las de 2013 en las que cedió ante Maria Sharapova. "Cualquier victoria al principio de un torneo te da mucha confianza. Era mi primer triunfo aquí en mucho tiempo por lo que al inicio tenía algunos nervios. Pero estoy muy feliz de la manera en la que superé esa barrera y pude saltar a la segunda ronda", comentaba la de Minsk, que tendrá ni más ni menos que a la número uno del ranking WTA, la japonesa Naomi Osaka.

"Será realmente emocionante para mi. Me encanta ponerme a prueba ante las mejores jugadoras. No pienso en que haya tenido m ala suerte con el sorteo. Es solo un partido de segunda ronda, pero será muy excitante. Tengo algunas victorias ante jugadoras top 10 en las últimas semanas (Pliskova y Svitolina), por lo que creo que estoy lista para jugar contra las mejores jugadoras. La última vez (contra Osaka) fue un partido de una sola dirección, espero hacerlo mejor esta vez", confesaba la bielorrusa.

A la de Minsk se le preguntó también por el tema del embarazo y es que Azarenka es una de las jugadores en el circuito que ya ha sido madre. La firma que la patrocina se comprometía recientemente de manera pública a defender y preservar las carreras de las deportistas durante su período de embarazo. "Yo personalmente no tuve ninguna mala experiencia en este sentido. Siempre me sentí muy protegida por mi marca. Es realmente importante que haya una protección, espero que el comunicado que hizo Nike sirva para mejorar estas políticas hacia las embarazadas y haya una mayor igualdad y protección en este sentido", explicó Azarenka.

Comentarios recientes