"El problema era que Rafa cobró vida"

Roger Federer echa la vista atrás y recuerda cómo tuvo que esperar a que Rafa Nadal perdiera para tener opciones de ganar, al fin, Roland Garros.

Federer y Nadal, final Roland Garros 2006. Foto: Getty
Federer y Nadal, final Roland Garros 2006. Foto: Getty

25 de mayo de 1999. Carlos Moyà inicia la defensa de su título en París con muchísimo sufrimiento al levantar dos sets a cero abajo ante el 85º del mundo. Mientras, en la Suzanne Lenglen, Patrick Rafter, número 3 del mundo y doble ganador del US Open, se enfrentaba a un jovencito de gorra blanca hacia atrás, camiseta roja y pantalón blanco, llevando los colores suizos con él. La organización le había dado una wildcard considerando que podía tener potencial y lo cierto es que no pudieron tener mejor ojo. Ese chico se llamaba Roger Federer y aunque nadie en ese momento lo pensaba (ni él mismo), terminaría haciendo historia para el tenis.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Ese joven nacido en Basilea comenzaría su camino en los Grand Slams justo ahí. Era su primera aparición en un torneo de esa categoría y hoy, 20 años después, Roger sigue en activo, en las posiciones de arriba del Ranking y disputando el que es su major número 76. De los otros 75 disputados, Federer ha levantado el título en 20 de ellos, lo que hace un ratio de victoria 26.31%, un poco más de uno de cada cuatro que ha disputado.

Le costaría pelear por los títulos grandes un par de años, después de aquél primer partido ante Rafter en el año 1999, pero desde 2003 empezó a sumar grandes y para cuando se acercaba a los 30 años, edad que por aquél entonces muchos tenían como límite y a la que muchos jugadores se retiraban, Roger empezó a preocuparse de que nunca sería capaz de ganar en Roland Garros ya que acumulaba 3 Open de Australia, 5 Wimbledon y 5 US Open, 13 en total, pero tras tres finales seguidas en París, un hombre llamado Rafa Nadal le había privado de la victoria.

Por cada año que pasaba, el balear se mostraba más fuerte sobre la arcilla del Bois de Boulogne y Roger se sentía más impotente, viendo que sus opciones de levantar la Copa de los Mosqueteros se reducían cada vez más, conforme cumplía más años. El suizo soñaba cada edición de París con reducir distancias con Rafa. En 2007, él fue el primero en frenar la increíble racha de 81 victorias seguidas de Nadal en tierra batida. Lo hizo en Hamburgo, pero en París era otra historia diferente. Al mejor de cinco sets y con unas condiciones a nivel del mar y en una pista tan grande, Rafa jugaba casi como si estuviera en su casa y en las cuatro ocasiones que se encontraron allí, Nadal solo le dejó ganar tres sets y en la final de 2008 le asestó una de sus derrotas más duras en su carrera, perdiendo por 6-1 6-3 6-0.

"El problema era que Rafa cobró vida, y Rafa era Rafa", comentó Federer en una entrevista para el New York Times. El helvético necesitó que Nadal fuese derrotado por Robin Soderling en la edición de 2009 para ver el camino abierto hacia el título. Roger aprovechó la ausencia del balear para conseguir en 2009 su tan ansiado trofeo en París y poder así cerrar el círculo, consiguiendo todos los Grand Slams por primera vez en su carrera.

El día que Roger cerró el círculo

El día que Roger cerró el círculo

Robin Soderling apartaba a Rafa Nadal en octavos de final para luego caer ante el suizo en la final. Roland Garros de 2009, una década después.

Seguir leyendo

"Fue como un sueño hecho realidad", recordó Federer esta semana en París, echando la vista 10 años atrás. "Ese fue uno de los mejores momentos de toda mi vida. Recuerdo que cuando Robin (Soderling) ganó a Rafa, los periodistas empezaron a decir que si no ganaba el torneo ese año, no lo ganaría nunca. Yo sabía que en lugar de hacerse más fácil el torneo, sería más complicado porque la presión era mayor. Me siento orgulloso de que pude manejarla bien y terminar ganando", agregó Roger, que todavía sonreirá al ver su nombre entre la lista de ganadores aquí en París.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter