Federer derrocha buenas sensaciones en su regreso a la Philippe Chatrier

El suizo certificó su acceso a la segunda ronda en tres mangas y haciendo gala de un tenis efectivo y preciosista ante un impotente Sonego.

Roger Federer en Roland Garros 2019. Foto: gettyimages
Roger Federer en Roland Garros 2019. Foto: gettyimages

El tenis es un arte. Es algo que cualquier tenga el lujo de ver a Roger Federer jugar en directo no dudaría en atestiguar. Pues bien, París, la ciudad del amor, del disfrute y uno de los centros neurálgicos artístico del mundo, volvió a disfrutar de la versión más preciosista de este deporte. El genio volvió a París y ha iluminado la nueva Philippe Chatrier con una amalgama de golpes sutiles y poco habituales en esta superficie. Roger fue él mismo y jugó con tremenda confianza, sabiendo en buen estado de forma y teniendo claro que si estaba fino, ni siquiera un consumado terrícola en tendencia al alza como Lorenzo Sonego podría hacerle frente. El suizo está ya en segunda ronda de Roland Garros 2019 tras imponerse por 6-2 6-4 y 6-4 al italiano y su siguiente rival será Oscar Otte.

Una fecha tan señalada como el retorno del de Basilea a la cúspide del tenis sobre tierra batida merece un exhaustivo repaso. Todas las dudas que pudieran tener algunos sobre las opciones de que el suizo acusara la inactividad en este torneo en los últimos años, quedaron diluidas en apenas 26 minutos. Fue lo que tardó Roger en adjudicarse la primera manga, haciendo gala de una agilidad e intensidad de piernas muy elevada que le permitió imponer su autoridad con la derecha y cerrar puntos cómodamente en la red. Sonego era incapaz de arrebatarle la iniciativa al helvético y ni siquiera podía soltar el brazo y buscar golpes ganadores.

Embed from Getty Images

El break de inicio en el segundo parcial llevó a Federer a un prometedor 4-0. Fue ahí cuando el italiano se sacudió la presión y decidió disfrutar de un partido en el que hasta ese momento era una marioneta en manos de Federer. Recuperó algo de terreno en el marcador, pero vio cómo Federer sacaba su versión más sólida para cerrar por 6-4. Claro ejemplo de la confianza en la que tiene Federer en sí mismo es la racionalización de esfuerzos que hizo, tanto en el segundo como en el tercer set. Y es que el marcador fue muy igualado, con un Sonego que sacó su mejor versión para ir manteniendo su saque y frenar las acometidas de un Roger que apretó el acelerador en el quinto y séptimo juego. Se escabulló Lorenzo, pero no pudo soportar más la presión de un Roger muy preciso, que rompió en el noveno juego y cerró el partido con solvencia.

Buenos cambios de altura y velocidad con los reveses cortados, gran movilidad de piernas y una precisión milimétrica con el saque y la derecha. Son los ingredientes que no deben faltar para que Roger Federer cocine un gran éxito en Roland Garros 2019 e hizo gala de todos ellos en esta primera ronda. Sensaciones muy positivas para el tercer cabeza de serie, que podrá tomarse dos días de descanso y mesurado entrenamiento antes de la disputa de la segunda ronda. En ella, un jugador alemán procedente de la fase previa y como lucky looser, Oscar Otte, no debería generar inquietudes si mantiene el nivel de tenis de este partido.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter