Alexander Zverev se toma una copa antes de París

Victoria dramática del alemán en Ginebra para levantar su primer título de la temporada. Llegará a Roland Garros con menos energía pero mucha confianza.

Primer título del año para Alexander Zverev. Fuente: Getty
Primer título del año para Alexander Zverev. Fuente: Getty

Todo el mundo se llevó las manos a la cabeza cuando vio el nombre de Alexander Zverev anotado en la lista del ATP 250 de Ginebra. El número 5 del mundo disputando un torneo menor a una semana del inicio de un Grand Slam. No es muy común, la verdad, pero los actuales resultados del alemán le llevaron a ocupar el asiento que había dejado libre Fabio Fognini en el concurso suizo. Siete días después, es el de Hamburgo quien sonríe con su primer título del año bajo el brazo tras superar en tres mangas a un Nicolás Jarry (6-3, 3-6, 7-6) que le perdonó la vida en el tiebreak decisivo.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Era mediodía y había muchos que incluso no se acordaban del encuentro. Con todos los favoritos entrenando ya en Paris, dando sus primeras ruedas de prensa, compartiendo sus experiencias en la nueva Philippe Chatrier, la cabeza no nos dejaba girar la mirada hacia Ginebra, donde el actual maestro del circuito ATP buscaba salir de un túnel largo y profundo que lleva atravesando durante toda la gira de polvo de ladrillo. Es raro que el alemán solo disputara dos torneos entre enero y febrero, para luego competir en siete semanas consecutivas (que serán ocho o nueve con Roland Garros) entre abril, mayo y junio. La cuestión es que en ninguna de ellas salieron las cosas como él quería, tuvo que esperar casi a la última parada.

El encuentro arrancó con un Jarry muy nervioso en el banquillo, leyendo unas notas que llevaba apuntadas en una libreta, una y otra vez. Seguramente no contaba con que Zverev iba a ganar los 16 puntos de primer saque que pondría en juego durante todo el primer set. Arrollador. Fue un 6-3 pero muy camuflado, ya que el chileno salvó ocho de las nueve bolas de break en contra que tuvo que afrontar. Vamos, que pudo ser todavía peor. La altura de Ginebra no ayudaba a Sascha para anotar saques directos pero sí a dominar y no soltar la iniciativa en ninguno de los puntos. Con esta película nos fuimos al primer descanso, en el que apareció la lluvia para dar un respiro a jugadores y poner nervioso al público.

Una hora más tarde, los jugadores volvieron a la cancha sin saber que apenas podrían estar 20 minutos en ella, suficiente para que Jarry pillara despistado al favorito y se colocara 5-2 arriba. Aquí llegó el buen cabreo de Zverev, cabreo que se prolongó hasta la zona de vestuarios, donde acabó pegando gritos al tour manager exigiéndole que suspendiera el partido hasta mañana. Pero no, más de una hora después los protagonistas volvían a la arena. No sabemos qué habría estado haciendo Jarry durante esos minutos, lo que está claro es que se dejó los nervios en vestuarios. Salió, remató el set y mandó el partido al parcial definitivo.

No fue esa tercera manga la más espectacular en cuanto a tenis, pero sí la más dramática. De hecho estuvo protagonizada por las trifulcas entre Zverev y Carlos Bernardes, pero esto es secundario. Uno y otro fueron saliendo del apuro como podía, provocando los errores del oponente y sobre todo cerrando muchos puntos en la red. Dos grandes sacadores, dos pegadores, dos hombres que ya se enfrentaron hace unas semanas en Barcelona… y donde ganó el chileno. ¿Se repetiría la escena en Suiza? Dos bolas de partido tuvo Nico en el momento más crítico de su rival, en un tiebreak donde Alexander se colocó 6-3 y donde no se atrevió a bajar el telón. Lo pudo pagar, pero su talento defensivo le ayudó a sobrevivir y coronarse campeón. Un día muy largo con las emociones a flor de piel que vale su primera corona del curso. El mejor aliciente antes de afrontar un reto como Roland Garros.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter