Pedro Martínez y un nuevo comienzo

El valenciano disputará su primer cuadro final de Grand Slam semanas después de instalarse de nuevo en Jávea junto a Javier Ferrer, su entrenador.

Pedro Martínez superó la fase previa en Roland Garros. Fuente: EFE
Pedro Martínez superó la fase previa en Roland Garros. Fuente: EFE

Han pasado ya algunas semanas desde que Pedro Martínez tomara un nuevo rumbo en su carrera deportiva. A sus 22 años, el joven español se encontraba en Barcelona probando suerte rodeado de un nuevo equipo pero las sensaciones no estaban siendo las mejores, por lo que su cabeza le pidió dar un paso atrás, volver a los orígenes, volver a casa. Por volver entendemos regresar a su anterior proyecto, al que le unía a Javier Ferrer en la Academia Tenis Ferrer. Allí en Jávea comenzó la reconstrucción a principios de este mes. Hoy, el valenciano está dentro de su primer Grand Slam tras haber superado la fase previa en Roland Garros.

“Es un placer volver a trabajar juntos, desde hace mucho tiempo tenemos una relación personal bastante buena, así que es un honor volver a estar con un chaval con este potencial y estar ahora mismo disputando Roland Garros. Ver la capacidad de mejora que todavía tiene y el trabajo que podemos hacer me llena de ilusión”, afirma Javier, hermano de David y ecargado de exprimir todo ese talento que guarda el de Alzira en su muñeca junto al preparador físico Jaume Ros.

Por su parte, Pedro muestra la misma emoción que su entrenador. “Tenía muchas ganas de volver a casa, en Barcelona no fueron las cosas como yo esperaba y el equipo aquí sabía que era muy bueno, así que cuando salió la posibilidad de volver a trabajar juntos no me lo pensé dos veces. Estamos todos con muchas ganas de afrontar este reto de nuevo, siento que he madurado dentro y fuera de la pista”, afirma el actual número 134 del mundo en declaraciones exclusivas a Punto de Break.

“La otra vez empezamos con mucha ilusión pero yo tenía a varios jugadores y no podíamos estar a todas”, recuerda Ferrer sobre su penúltima conexión. “Fue difícil a lo largo del tiempo poder crecer junto a él, pero siempre habíamos hablado de volver a juntarnos en el futuro, por el cariño que nos tenemos y por el trabajo que hicimos tan a gusto”, subraya.

Ahora, de nuevo compartiendo horizonte, el resultado ha sido inmediato. Tres partidos, tres victorias y plaza asegurada en el cuadro final de Roland Garros. “Ha ido subiendo el nivel poco a poco. El primer día empezó muy nervioso pero supo superar algunas cosas que ocurrieron durante ese encuentro, se supo sobreponer mentalmente. En segunda ronda estuvo muy ordenado, fue muy superior al rival, jugó muy inteligente en cada fase. En la última ronda el nivel ya era espectacular, el ritmo y la capacidad mental eran sobresalientes”, desgrana el técnico.

El jugador, con esa sonrisa permanente al verse dentro de su primer Grand Slam, detalla cómo ha sido el camino hasta meterse entre los 128 mejores. “Las sensaciones de la Qualy han sido muy buenas. Eubanks no me dio casi ritmo con su saque pero conseguí hacerle dos breaks y luego mantener todo el rato mi servicio. En la segunda ronda iba jugando muy bien pero me despisté un poco en el segundo set, aunque lo terminé ganando. Ante Blancaneaux era un partido muy difícil mentalmente pero estuve concentrado y sin pensar todo lo que conllevaba la victoria. Creo que ha sido el mejor partido de todos”, asegura el valenciano.

Una semana que nadie quiere jugar, la de la fase previa de un Grand Slam. En el caso de Pedro Martínez, una semana que nunca olvidará y que puede llevarle a una nueva plataforma, la que le situará en unos días ante Sam Querrey en primera ronda. Un nuevo comienzo para él, eso sí, rodeado de gente que conoce a la perfección.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter