Roland Garros 2019: análisis del cuadro femenino

Conocido el sorteo del cuadro femenino de Roland Garros 2019, analizamos el camino de las principales favoritos al título.

Foto: Roland Garros
Foto: Roland Garros

Roland Garros 2019 no será uno más para la organización, que espera que las remodelaciones realizadas consigan cambiar algunas opiniones que han venido surgiendo sobre la poca evolución del certamen. A tres días de que arranque el cuadro final, se acaba de sortear el cuadro femenino. 128 jugadoras que buscan el cetro más importante de la tierra batida. El segundo grande del año ya conoce los emparejamientos que comenzarán a dirimirse en muy pocas fechas. Sólo cinco jugadoras presentes en el maindraw saben lo que es levantar el título, y muchas otras llegan con serias posibilidades de sumarse a dicho listado. Analizamos el cuadro principal femenino de Roland Garros 2019.

En lo más alto del cuadro, la número 1 del mundo y primera cabeza de serie, una Naomi Osaka, inexperta en estas lides peor con importante crecimiento en el albero tenístico. La japonesa ha sumado buenos resultados previos, dada la inexperiencia, y busca un golpe de efecto: ganar tres Grand Slams seguidos. Osaka arrancará, desde el primer cuadrante, ante Schmiedlova y podría encontrar, ya en segunda ronda, una rival de entidad. Jelena Ostapenko -campeona en 2017- y Vika Azarenka -exnúmero 1 del mundo- se citan en primera ronda como posible rival de Osaka. Una combativa Maria Sakkari en una hipotética tercera ronda complica más las cosas para la mejor tenista del momento.

A continuación, Caroline Garcia y Madison Keys son las cabezas de serie de las siguientes llaves, surgiendo como hipotética rival en octavos de final. Es algo más abajo donde aparecen nombres de enorme relevancia para esperar unos cuartos de final de alto voltaje. Serena Williams encabeza un segundo cuadrante del primero de los cuatro sectores de los que saldrán los cuartos. La norteamericana no llega con demasiado ritmo competitivo, más bien todo lo contrario, y en ese escenario debutará ante Diatchenko. En tercera ronda podría chocar con otra jugadora convaleciente de lesión, la canadiense Bianca Andreescu, con dudas en su hombro y pocas sensaciones de golpeo en tierra batida, dudas que podría aprovechar Ashleigh Barty como última pretendiente del primer sector. La australiana podría medirse con Andreescu o Serena, si se cumplen pronósticos, en los octavos de final.

Pasamos al segundo sector, el que abren y cierran dos gigantes del circuito, Simona Halep y Petra Kvitova. La vigente campeona comenzará su defensa del título ante Ajla Tomljanovic. La de Costanza puede decir que llega con muy buenas sensaciones tras un comienzo titubeante, después de un periodo incierto, sin entrenador, pero con el juego y el físico ajustado y preparado para batallar largo y tendido como verdadera especialista. En el horizonte, algo menos escarpado que el de Osaka, Simona encuentra nombres como Tsurenko, Kasatkina o Wang, como potenciales rivales hasta los octavos de final.

Para llegar a cuartos toca mirar más abajo, en llaves donde emerge la figura de Kvitova, que debutará ante Sorana Cirstea. Mucha veterana como Zvonareva, Strycova o Stosur podrían cruzarse en siguientes ronda siendo Kontaveit o Sabalenka las rivales mejor situadas, por preferencia de ranking, para chocar con Petra en octavos de final. Si todos los vaticinios preestablecidos no encuentran mayor azar, Halep y Kvitova conformarían un cuarto de final extraordinario.

Turno ahora de la otra mitad del cuadro, donde aparece abriendo, en el tercer cuadrante, Sloane Stephens, finalista de 2019 y otra de las grandes favoritas. Su juego encuentra equilibrio táctico y cambios de ritmo, consistencia y resistencia para pesar y rendir ante cualquier perfil, por lo que habrá que estar muy atentos a sus evoluciones dentro del torneo. La norteamericana debuta con Misaki Doi, y podría vérselas con la primera española en aparecer en el cuadro, Sara Sorribes, que hará su entrada ante Van Uytvanck.

Es más abajo donde aparecen algunas curas más que interesantes. Garbiñe Muguruza abrirá fuego con Taylor Townsend, mientras más abajo, formando una hipotética tercera ronda ante la campeona de 2016 aparece otra de las grandes primeras rondas: Svitolina-Venus. Tan igual o más interesante es el camino que puede formarse entre las llaves de Belinda Bencic y Kiki Bertens, sobre todo por el potencial de la holandesa como candidata al título. Si los pronóstico se cumplen, Bertens tendrá mucho trabajo para llegar a semifinales. Debutando ante Parmentier, y con Konta pudiendo mirarla en tercera ronda, la campeona de Madrid y finalista en Roma tiene una gran oportunidad de repetir o mejorar las semifinales de 2016.

Y llegamos a los últimos 32 nombres, donde aparece en primer lugar la raqueta de Angelique Kerber. También la de Carla Suárez, con la que se podría cruzar en tercera ronda. La canaria debuta ante Dayana Yamstremska, una rival complicada, sin duda. Más abajo, cierra el cuadro la campeona de Roma, una Karolina Pliskova que llega a París con un poco más de expectativas aunque con más recursos y paciencia para lidiar con la superficie. Debutando ante Brengle y pudiendo chocar ante Kuznetsova en segunda ronda, un perfil desbordante de experiencia, la discípula de Conchita deberá sortear duros compromisos.

A la espera de que arranque el torneo, es hora de debatir lo que ha deparado el sorteo y valorar la dificultad de las múltiples candidaturas.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter