¿Logrará Serena Williams dar el ‘Serenazo’ o se equivoca de estrategia?

La tenista estadounidense se está centrando en reducir al máximo su calendario y centrarse sobre todo en los cuatro Grand Slams.

Serena Williams. Foto: Getty
Serena Williams. Foto: Getty

Serena Williams protagonizó su enésima retirada de la temporada hace tan solo unos días. El de Roma era apenas el cuarto torneo que Serena ‘disputaba’ esta temporada —aunque eso le haya valido para regresar esta semana al top 10—. La estadounidense comenzó el año compitiendo en el Abierto de Australia, donde logró avanzar hasta cuartos de final —ahí perdió en un partido bastante reñido ante la checa Karolina Pliskova—. Después de aquello, todas sus apariciones han terminado en abandono. En Indian Wells, por ejemplo, empezó a sentirse mareada y optó por retirarse en su partido de tercera ronda ante Garbiñe Muguruza —alegando que tenía un virus—. Y unos días después, en el Miami Open, ni siquiera llegó a saltar a la pista para disputar su segundo partido —por una inoportuna lesión en una rodilla izquierda que en realidad lleva años dándole la lata—.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Parece que el calvario de Serena con las lesiones no quiere tener fin. De hecho, sus problemas físicos la han obligado a recortar sus sesiones de ejercicio cardiovascular y a centrarse en el entrenamiento nutricional —para perder algo de peso y poder así mantener la forma física de cara a los próximos meses de competición—. “Cuando eres sedentario, se vuelve difícil manejar tu cuerpo. Así que, básicamente, tienes que comer hierba. Eso es lo que yo hice”, comentaba hace poco la jugadora en una entrevista.

De todos modos, el orden de prioridades de la tenista cambió bastante después de que, en septiembre de 2017, diera a luz a su primera hija, Alexis Olympia —tras el parto, sufrió una embolia pulmonar que la obligó a pasar seis semanas en cama—. Aunque aquello no impidió que la estadounidense regresara a las canchas rápidamente —disputó un partido en un torneo de exhibición en Abu Dhabi en diciembre de 2017—. Poco a poco, Serena volvió a recuperar su forma física y en 2018 llegó a plantarse en dos finales de Grand Slam —que perdió, eso sí—. Una gesta que impresionaría si viniera de cualquier otra jugadora, pero que podría no parecer algo fuera de lo común si se tiene en cuenta el palmarés de la de Míchigan. “Serena siente la mayor presión que un jugador pueda tener. Es considerada la mejor, y la más grande no puede fallar”, confesaba hace unos meses a nuestra web su entrenador, Patrick Mouratoglou.

Así es: Serena siempre quiere más. De hecho, nunca ha ocultado su deseo de superar el récord de la australiana Margaret Court, que llegó a conquistar durante su carrera 24 títulos individuales de Grand Slam. Pero el reto no parece tarea sencilla para la estadounidense, que en septiembre cumplirá 38 años. Sobre todo teniendo en cuenta sus problemas físicos —aunque sigue conservando un gran servicio, potencia y pegada, se le ha visto con ciertos problemas de movilidad en sus últimas apariciones—, lo rápido que está evolucionando este deporte y lo fuerte que vienen pisando las nuevas generaciones de jugadoras —que podría ser precisamente una de las razones por las que la tenista sigue empeñada en jugar lo que pueda, en lugar de tomarse un tiempo fuera de las pistas para que su maltrecha rodilla se cure del todo—.

Ahora bien, ¿sigue Serena volcada realmente en su faceta de tenista con grandes aspiraciones o anda su mente demasiado dispersa? Muchos consideran que la jugadora —la deportista mejor pagada del planeta según la revista Forbes— está bastante volcada ahora en su faceta empresarial. Y también en la farandulera —decidió hace meses saltarse el Mutua Madrid Open para poder presentar la popular Gala Met en Nueva York—.

En el plano tenístico, su (conservadora) estrategia se basa ahora en reducir al máximo su calendario y focalizar la atención en los cuatro Grand Slam. Parece que ya no se viera con ganas o fuerzas para andar viajando y compitiendo en distintas partes del mundo, semana tras semana. La cuestión es si esto le bastará para volver a brillar en los grandes o le saldrá el tiro por la culata. “Me parece una decisión algo arriesgada. Compitiendo en tan pocos torneos, creo que será difícil poder alcanzar un ritmo alto, pero a la vez entiendo que a esa edad se dosifique y elija los torneos que considere más importantes con su equipo”, comenta la ex tenista canaria Magüi Serna.

A pesar de haber disputado únicamente nueve partidos en lo que va de temporada, la menor de las Williams sigue teniendo una confianza en sus posibilidades a prueba de bomba y espera poder rendir a un buen nivel tanto en Roland Garros —donde, de hecho, ya está entrenando—, como en Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos. ¿Logrará Serena dar el ‘Serenazo’ o debería repensar su estrategia?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter