Roma 2019 | Análisis de la final masculina: Djokovic-Nadal

El número 1 contra el número 2 a una semana del comienzo de Roland Garros. Un partido que no necesita presentación: el campeón será el favorito en París.

Djokovic o Nadal, ¿quién ganará en Roma? Fuente: ATP
Djokovic o Nadal, ¿quién ganará en Roma? Fuente: ATP

Uno, dos, tres, cuatro, cinco… así hasta llegar a 54. Es el número que nos vendrá a la cabeza cuando mañana a las 16:00 de la tarde veamos a Novak Djokovic y Rafael Nadal en la pista central del Foro Itálico de Roma. ¿Se imaginan tener que medirse en 54 ocasiones a un mismo rival? Pues eso es lo que deberán pensar el serbio y el español a estas alturas, obligados por naturaleza a encontrarse un día más en una gran final. Cuatro meses después de ver el castigo que el balcánico impuso al balear en el desenlace del Open de Australia, podría ser el momento de que el tenista de Manacor prepare su venganza en tierra batida y, de paso, deje claro de una vez por todas quién es el auténtico favorito a una semana del comienzo de Roland Garros.

Lo cierto es que solamente con los enfrentamientos de estas dos leyendas en Roma ya se podría hacer un artículo. En total han sido siete partidos en la ciudad eterna, con un balance positivo para Nadal por 4-3. De esos siete, cuatro fueron en finales, las cuales quedaron repartidas en dos para el español (2009, 2012) y dos para el serbio (2011, 2014). Tal es el liderazgo de estos dos tenistas en Roma que mantuvieron un idilio de once temporadas con el quinto Masters 1000 de la temporada. Ningún jugador que no fuera Rafa o Novak logró levantar el trofeo entre 2005 y 2015, dejando siete coronas para uno y cuatro para el otro. Luego de un paréntesis donde Murray (2016) y Zverev (2017) también pusieron su semilla en el palmarés, de nuevo apareció Nadal el cuso pasado para recuperar su monarquía absoluta y levantar la octava copa.

Pero esto solo son números, cada partido es un mundo y hoy toca centrarnos en el de mañana. ¿Cómo llega Nadal? Pues la verdad, es difícil llegar mejor. Cediendo apenas trece juegos en cuatro rondas disputadas. Sí, esto también son números, pero hablan mucho y bien del objetivo que buscaba Rafa antes de llegar al desafío final. El objetivo no era solo ir pasando fases, sino recuperar su mejor versión y ser capaz de vencer a los mejores del mundo, como hizo ante Tsitsipas en semifinales. ¿Y cómo llega Djokovic? Quizá el de Belgrado no ha terminado de romper el cascarón por completo en Roma, aunque su rendimiento en la final de Madrid nos obligar a exigirle siempre la mejor foto. Su semana comenzó con dos bailes cómodos pero empezó a complicarse con la llegada del imperio argentino. Primero Del Potro y luego Schwartzman le arrancaron un set al Nº1 mundial, pero ninguno pudo tumbarle.

Para explicar el éxito de Novak esta semana hay que irse al pasado, aunque no mucho. Esa semana en Madrid marcó el rumbo de su gira de polvo de ladrillo y puso el cerrojo a los meses grises de un Nole que todavía se mareaba viendo el nivel ofrecido en Australia. Allí empezó a reconstruir su mejor tenis, el cual acabó vertiendo de golpe en la final ante un indefenso Tsitsipas. A partir de entonces la maquinaria balcánica funciona con el piloto automático puesto. Todo lo contrario que Nadal, quien todavía anda en busca de ese punto de inflexión que le haga recuperar su confianza total en tierra batida. Algo muy parecido a lo que vimos esta sábado ante Tsitsipas (siempre le toca al griego), un partido donde se vislumbró de lo que puede ser capaz del balear si le dan un poquito de tiempo y cuerda.

Escapando de las sensaciones y volviendo a los números, es complicado sacar un veredicto ante una igualdad de este calibre. En finales domina Djokovic por 15-10, al igual que en finales únicas de Masters 1000 (7-5). Pero si nos metemos en el fango, es decir, en la tierra batida, la película cambia drásticamente a favor del otro contendiente. El H2H en arcilla dicta un 16-7 para Nadal, aunque quizá lo que más llame la atención sea ese ‘7’ en el casillero de Nole. Pues sí, el serbio es el jugador de la historia que más veces pudo tumbar al manacorense en su superficie favorita, aunque igual para algunos no es suficiente como para colocarle por delante en las casas de apuestas.

Las condiciones lentas estarán a favor de Nadal, aunque al serbio se le ha visto más suelto jugando de día que de noche, todo lo contrario que en Madrid. El cansancio sí que entrará directamente en juego en el tablero, teniendo Novak que lidiar ante un importante desgaste en sus dos últimas rondas. Esto, sumado a la tendencia positiva que trae Rafa tras su último triunfo y la venganza que deberá guardar tras lo sucedido en Melbourne, no quisiera ser yo el que se ponga mañana delante de él. Datos, sensaciones, habladurías. Lo único que tenemos claro es que el campeón se vestirá de manera extraoficial como el gran candidato a conquistar París en tres semanas, o al menos, el hombre que llegará con cierta ventaja respecto al resto de competidores.

Y vosotros, ¿por quién apostáis?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter