Dominic Thiem: "Creo que mi tenis se ha vuelto más impredecible"

Dominic Thiem reconoció a su llegada a Roma, que actualmente en el circuito hay siete tenistas capaz de ganar un torneo sobre tierra batida.

Dominic Thiem en Madrid. Foto: Getty Images
Dominic Thiem en Madrid. Foto: Getty Images

El tenista austríaco Dominic Thiem compareció ante los medios de comunicación en rueda de prensa para analizar cuáles son sus sensaciones antes de debutar en el Masters 1000 de Roma 2019, donde espera poder hacer un buen resultado y conseguir un buen puñado de puntos que le haga acercarse aún más a los puestos de arriba. Llegar a Roland Garros con un título en Roma le daría mucha motivación para el segundo Grand Slam de la temporada.

A lo largo de estos últimos años, Dominic Thiem se había caracterizado por ser uno de los jugadores top ten que más partidos disputaba a lo largo del año, algo que le privaba de llegar a los últimos meses de la temporada de la mejor manera posible, algo que parece haber cambiado en 2019: "Es cierto que este año he decidido no disputar muchos torneos e intentar llegar de la mejor manera posible a los más importantes. Creo que esa ecuación me ha servido este año, ya que desde Indian Wells estoy cosechando muy buenos resultados. Estoy tratando de mantener esa buena dinámica en los próximos meses, donde vienen torneos muy importantes".

A pesar de que los números y las sensaciones no dicen lo mismo, Thiem reconoce que el número uno sobre esta superficie y gran favorito en los siguientes torneos sigue siendo Rafael Nadal: "Es bueno para el resto de jugadores que los grandes favoritos no estén al 100%. Yo diría que en estos momentos en el circuito, hay unos cinco, seis o siete tenistas que pueden ganar un torneo sobre tierra batida. Para mí, personalmente, Rafa siempre va a ser el gran favorito en torneos de arcilla, seguido de cerca por Novak que ahora parece estar a un gran nivel. Ellos son los dos grandes favoritos para Roland Garros, pero luego hay unos cuantos jugadores que pueden batallarles y vencerles en un mal día de ellos".

[getty:1143046754]

El jugador austríaco habló de Nicolas Massú y de lo que le ha aportado a su tenis en estos últimos meses: "Creo que mi tenis se ha vuelto más impredecible. Con Massú estoy aprendiendo muchísimas cosas y me he vuelto mucho más rocoso desde el fondo de la pista. Fue increíble trabajar con Gunter, pero en estos últimos años en ciertas ocasiones tuve muchos problemas ya que jugaba siempre a lo mismo, y mis rivales sabían por donde tenían que atacarme. En ese aspecto he mejorado y como he dicho anteriomente me he vuelto más impredecible", manifestó el jugador austríaco que en Roma intentará llegar lo más lejos posible.

Se ha puesto de moda en estos últimos meses que numerosos jugadores ATP estén entrenando en pista con jugadoras WTA. Preguntado a Thiem por si practicaría con Mladenovic u otra tenista, el austríaco reconoce: "En algunas ocasiones he entrenado con Kiki, pero nunca cuando se acerca un torneo. La razón es que las chicas tienen pelotas totalmente diferentes a las que tenemos nosotros en el circuito y ambos nos tenemos que adaptar a lo que hay. Cuando hemos tenido semanas de descanso sí que es cierto que hemos entrenado juntos. La última vez fue en Indian Wells y fue muy divertido sin duda. Se lo recomiendo al resto de tenistas".

En Roland Garros 2014, Dominic Thiem se enfrentó a Rafael Nadal, en un partido donde el austríaco solo pudo hacerle siete juegos al balear, algo que parece haber cambiado cinco años después: "No gané muchos más juegos el año pasado en la final (risas). Hace cinco años no tenía muchas expectativas en ganar un torneo como Roland Garros. En ese momento estaba ubicado en el puesto 70 o 80 en el ránking y mis objetivos eran otros. Si en ese año me dices que sería top 5 no me lo hubiese creido. Ahora que sé hasta donde puedo llegar, tengo otros objetivos más ambiciosos", concluyó.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter