Bertens: "Siento que este estatus me pertenece; ya no quieren jugar contra mí"

La holandesa Kiki Bertens se presenta en Roma como nueva número 4 del mundo, dando una conferencia de prensa previa que ya le pertenece.

Kiki Bertens. Foto: Mutua Madrid Open
Kiki Bertens. Foto: Mutua Madrid Open

Ya no es la tenista emergente que momentáneamente está jugando bien. Ya no es la jugadora invitada al festín de los grandes nombres y grandes torneos. La nueva número 4 del mundo se presenta en Italia para dar su primera rueda de prensa antes de su primer partido y no después, signo inequívoco de un estatus ganado a golpe de talento. Derrotando a Ostapenko, Kvitova, Stephens y Halep para levantar el título en Madrid, y después de estar a punto de tomar la decisión de retirarse del tenis profesional hace poco más de dos años, Kiki Bertens disfruta de su estatus de estrella. A su llegada a Roma, la mejor holandesa de la historia del tenis, reflexionó sobre este renovado lugar privilegiado.

"Estoy realmente feliz con cómo fue la semana en Madrid", reconocía Bertens ante los medios desplazados al Foro Itálico. "Jugué un tenis realmente bueno, realmente sólido, ganando por primera vez un torneo tan grande y siendo la nueva nº 4 en el mundo; simplemente ha sido una semana increíble. Estoy muy feliz de haber podido jugar muy bien en Madrid otra vez, teniendo que defender la final, teniendo esa presión. Así que estoy realmente orgullosa de mí misma por estar bastante tranquila toda la semana".

"Ahora mismo me siento mejor jugadora. Soy más consistente, me siento más relajado en la pista"

Sobre la progresión, impresionante, experimentada en los últimos años, Bertens sabe que a partir de ahora tendrá un poco más de preisón, llegando a París como favorita. "Creo que crecí mucho en las últimas 52 semanas. Sé que el estrés no te ayuda, pero es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto. Así que estoy realmente feliz de poder manejarlo, salir todos los días e intentar jugar lo mejor posible. Estoy orgullosa".

Ahora, Bertens sabe que a nivel mental discurre de otra manera, antes no se ponía más obejtivos que el de finalizar las temporadas sana. "Es difícil, porque antes nunca habíamos establecido metas. El año anterior, solo esperaba que pudiera terminar el año jugando al tenis y seguir siendo feliz en la cancha. Así que he recorrido un largo camino, pero ahora mismo me siento bien. Nos fijamos un poco más los objetivos. Sé que en cada torneo tengo que ir por la victoria. Por supuesto que no sucede todas las semanas, pero sé que puedo hacerlo y que he cambiado mucho. Creo que hace un año, e incluso antes de eso, no podía pensar así, llegar a Roma y creer que puedo ganarlo".

Por último, Kiki percibe un cambio en su alrededor, en cómo es vista por sus rivales, una reflexión muy interesante para explicar su progresión. "Siento que pertenezco a donde estoy, aunque suene raro porque soy la nº4 del mundo, pero sé que hice muchas cosas buenas el año pasado. El año pasado, a veces me sentía bien, pero la gente quiera jugar contra mí, que me veían y creían tener suerte de chocar contra mí y no contra cabeza de serie de más nombre, pero ahora mismo me siento mejor jugadora. Soy más consistente, me siento más relajado en la pista."

LA APUESTA del día

Comentarios recientes