Claves de la derrota de Federer y motivos para el optimismo de cara a Roland Garros 2019

Analizamos en profundidad el nivel de juego ofrecido por el suizo en Madrid y los detalles que decantaron la balanza del lado de Thiem.

Roger Federer en Mutua Madrid Open 2019. Foto: zimbio
Roger Federer en Mutua Madrid Open 2019. Foto: zimbio

Si alguno dudaba de la manera en que Roger Federer iba a afrontar la gira sobre tierra batida esta temporada, después del duelo ante Dominic Thiem en los cuartos de final del Mutua Madrid Open 2019 le habrá quedado claro que el suizo se mancha los calcetines con el único propósito de vencer. Animarse a cambiar el calendario de los últimos años y apostar por la arcilla solo se explica por el hecho de que el genio de Basilea se ve capaz de hacer grandes resultados, y la frustración que mostraba en rueda de prensa tras la derrota, pone de manifiesto que su ambición y hambre competitiva en esta superficie están por todo lo alto, así como su capacidad para jugar de tú a tú con uno de los rivales más complejos del circuito.

Roger Federer:

Roger Federer: "Este fin de semana decidiré si juego en Roma"

El suizo aseguró que ha sido una buena semana para él en Madrid, donde se ha sentido muy bien tratado. "La gente no ha podido ser más amigable conmigo", admitió.

Seguir leyendo

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

El simple hecho de que una leyenda que a sus 37 años sale de su zona de confort para luchar por algo aparentemente imposible a los ojos de los demás ya constituye una buena noticia, pero ofrecer el rendimiento del que hizo gala el helvético ante uno de los mejores jugadores del mundo en esta superficie, ofrece conclusiones muy positivas a pesar de la derrota. Horas después de uno de los grandes partidos del torneo, nos sumergimos en los entresijos del duelo para desgranar en profundidad las claves que terminaron decantando la balanza del lado del austríaco, las virtudes ofrecidas por Roger y las razones que se desprenden de la actuación de Federer para considerarle como un serio candidato a hacerlo muy bien en Roland Garros 2019.

Embed from Getty Images

Claves del triunfo de Thiem sobre Federer

1. Habilidad de Dominic para salir de la trampa táctica planteada por Roger. Durante la primera manga se jugó a lo que quiso el suizo. Roger encontró la manera de acortar puntos, impedir que Thiem encontrara ritmo y atrapar al austríaco en una maraña de dejadas, golpes incisivos de fondo de pista y cambios de altura y velocidad con subidas efectivas a la red. Fue como si un mago hubiera convertido la tierra batida en superficie dura, neutralizando así la ventaja competitiva de su rival y haciendo que éste tuviera que buscar la manera de competir en un hábitat que no era el suyo y en el que sus virtudes se diluían. Sin embargo, Domi estructuró el viraje del partido desde el servicio, perdiendo tan solo seis puntos con su saque en el segundo set y asumiendo riesgos en cuanto a profundidad en sus golpes para recluir a Federer al fondo de pista. Le quitó frescura y en el tercer set se jugó a lo que él quiso.

2. Bajo porcentaje de primeros servicios en el segundo set. Parece evidente que el pilar fundamental del suizo a través del cual estructurar su juego es el servicio, incluso en tierra batida. Roger sacó a las mil maravillas en el primer set, con un 84% de primeros saques y perdiendo tan solo cinco puntos al servicio. No se precipitó en sus ataques y subió a la red solo cuando estuvo bien apoyado, al sentirse dueño y señor del partido. Consiguió dos saques directos, pero numerosos restos fallidos de Thiem, que no encontraba la posición idónea desde la que restar. Todo cambió en el segundo y tercer parcial, con un 66% y 71% de primeros servicios dentro por parte del suizo. Federer se autoimpuso la obligación de seguir jugando agresivo, pero la frescura de piernas no era la misma y no podía golpear tan bien apoyado como en el primer set.

3. Oportunidades perdidas en el tiebreak del segundo parcial. Federer logró escabullirse de las ofensivas del austríaco en un segundo set donde éste fue claramente mejor. Levantó un 0-40 y terminó salvando hasta cinco bolas de rotura. Llegar a la muerte súbita fue un ejercicio de supervivencia que supuso un influjo moral para el suizo, consciente de que gran parte de sus opciones pasaban por cerrar el partido ahí. Gozó de una ventaja de minibreak con 3-1 y tiró una derecha fuera precipitándose claramente en su ofensiva cuando el marcador figuraba 3-2 y saque para él. No tuvo opciones en las bolas de partido por el buen hacer de Thiem, pero se precipitó tremendamente con el 11-11 al buscar el saque-red con segundo servicio, cuando Dominic restaba desde muy atrás esperando esa variante táctica que le funcionó ante Monfils.

4. Infravalorar sus opciones en la tercera manga. Da la sensación de que Roger no se sintió capaz de jugar de tú a tú el tercer set, aunque a medida que avanzó éste se dio cuenta de que sí. Y es que comenzó muy precipitado, intentando amarrar el encuentro en el pimpampum deseado, pero sin la frescura de ideas y piernas necesarias para una estrategia tan compleja. Renunció a bajarse al fango y cedió el saque a las primeras de cambio. Poco a poco, fue encontrándose mejor y percatándose de que podía establecer una batalla entre iguales desde el fondo de pista, pero cuando igualó el marcador a cuatro juegos, no encontró la manera de sacar bien y pareció reacio a asumir ciertos riesgos, quedando a merced de un Thiem que hizo dos juegos perfectos.

Razones para el optimismo de cara a Roland Garros 2019

Lo que hizo Roger ayer en la Caja Mágica no hace sino homenajear el nombre de esta instalación. Verlo con 37 años, desplazándose por la pista con tremenda agilidad y poniendo en serio apuros al mayor especialista en tierra batida excluyendo a Rafael Nadal, es algo que solo los más optimistas podían pensar. Supo encontrar soluciones para acortar puntos e imponer su tenis ante uno de los contrincantes más complejos, lo que hace pensar que la primera semana del Grand Slam parisino podría ser asequible si llega en plena forma. Aunque mucho más halagüeño fue el tercer set; asistir a un duelo de tú a tú a tumba abierta ante un jugador tan potente como el austríaco, pone a las claras que Roger ha trabajado mucho en las últimas semanas y se encuentra en plenitud de condiciones físicas.

Embed from Getty Images

Es cierto que la altitud de Madrid le favorece ya que la pelota va más rápida, pero si es capaz de jugar al nivel mostrado en el Mutua Madrid Open 2019 se antoja casi imposible pensar en un resultado claramente decepcionante del suizo en Roland Garros 2019. Su objetivo debería ser alcanzar los octavos o cuartos de final y mostrarse tan competitivo como ayer ante el rival que le tocara en gracia. En los grandes torneos, la historia pesa mucho más y si bien es cierto que puede haber reticencias respecto a su aguante a cinco sets, su talento innato y capacidad para imponer su estilo le hacen merecedor de ser considerado como candidato a todo. En resumen, gran nivel de juego, actitud intachable, clarividencia táctica, capacidad de lucha y sacrificio y, sobre todo, muchas ganas por demostrar que puede y desea hacer magia también en tierra batida.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter